Tsipras rechaza reunirse con el principal líder opositor, cuyo partido le acusa de "autoritarismo"

Publicado 24/08/2015 6:17:32CET

MADRID, 24 Ago. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, ha rechazado este domingo reunirse con el líder del partido opositor Nueva Democracia, Vangelis Meimarakis, cuyo partido le ha acusado de mantener "una postura autoritaria", según ha informado la agencia estatal griega de noticias, ANA.

Fuentes gubernamentales han asegurado que Tsipras ha rechazado la reunión explicando que "no hay posibilidad de formar un Gobierno con la actual composición del Parlamento", motivo por el que devolvió el mandato al presidente, Prokopis Pavlopoulos.

Por su parte, Nueva Democracia ha sostenido que "los encuentros entre los líderes políticos para buscar acuerdos son institucionales y constitucionales, destinados a rebajar tensiones". "No son reuniones sociales o amigables", ha agregado.

"Desde hace meses, Tsipras se comporta de manera autoritaria. Decide él solo asuntos muy serios sobre el futuro del país, y cuando se da cuenta de los efectos negativos de sus movimientos se presenta como una víctima de chantaje", ha criticado.

El propio Meimarakis afirmó el jueves que intentará formar gobierno con otros partidos, relegando así la opción de convocar elecciones anticipadas, como sugería Tsipras.

Sin embargo, y debido a la composición del actual Parlamento, Nueva Democracia tiene pocas posibilidades de formar una coalición tras la dimisión de Tsipras, por lo que la celebración de nuevas elecciones es la opción más probable.

Incluso en el caso de que no tuviera éxito, Meimarakis ha puesto en duda la opción de celebrar elecciones el 20 de septiembre --como han filtrado fuentes gubernamentales--, porque, según ha dicho, otros partidos intentarán asumir el liderazgo de las negociaciones para formar gobierno y cada uno necesitará tres días.

TSIPRAS RENUNCIA

Tsipras, elegido el 25 de enero, perdió efectivamente su mayoría parlamentaria cuando el bloque radical del gobernante SYRIZA se negó a aprobar el paquete de reformas exigido por la UE para conceder un tercer rescate a Grecia por valor de 86.000 millones de euros.

Una vez superadas las negociaciones con sus socios del euro y el procedimiento para que Grecia empiece a recibir el dinero acordado, Tsipras ha dado un paso adelante este jueves y ha adelantado que dimitiría con la intención de presentarse de nuevo a las elecciones y renovar así su mandato popular.

En un discurso dirigido a la nación, el líder izquierdista ha reconocido que no ha conseguido el acuerdo que quería con la UE y que había prometido al pueblo griego pero ha afirmado que con ello "ha salvado al país" y ha pedido de nuevo la confianza de los votantes.

Para leer más