Túnez despide a Beji Caid Essebsi, el primer presidente democrático del país en un entorno de máxima seguridad

Actualizado 27/07/2019 5:50:12 CET
El presidente de Túnez, Beyi Caid Essebsi
El presidente de Túnez, Beyi Caid EssebsiREUTERS / ZOUBEIR SOUISSI - Archivo

TÚNEZ, 27 Jul. (DPA/EP) -

Los tunecinos y los líderes de la comunidad internacional despedirán este sábado al primer presidente del país elegido democráticamente, Beji Caid Essebsi, en un funeral que se celebrará en un entorno de máxima seguridad.

Essebsi murió el jueves a los 92 años de edad en el hospital militar de la capital tunecina tras sufrir su segunda crisis de salud en apenas un mes y casi cinco años después de asumir su cargo.

El mandato de Essebsi ha sido testigo de una serie de ataques militares, la mayoría de los cuales fueron perpetrados por el grupo terrorista Estado islámico.

El Ejército se encargará de garantizar la seguridad durante el funeral de Essebsi. "El presidente tenía una gran reputación en el mundo. Esperamos que las delegaciones extranjeras acudan a su funeral", ha dicho el primer ministro tunecino, Youssef Chahed.

A las 10.50 horas de este viernes, su cadáver fue trasladado al palacio presidencial bajo un fuerte dispositivo de seguridad. El funeral tendrá lugar el sábado ante una nutrida representación de la clase política tunecina, de las Fuerzas Armadas y delegaciones extranjeras.

El Gobierno ha declarado siete días de luto oficial, durante los cuales la bandera ondeará a media asta en todas las instituciones, y ha suspendido los festejos con motivo del Día de la República, que se celebra este 25 de julio.

El titular del Parlamento, Mohamed Ennaceur, ha asumido la Presidencia de forma interina para un máximo de 90 días, mientras que las autoridades electorales han adelantado al 15 de septiembre los comicios presidenciales previstos inicialmente para el 17 de noviembre.

Essebsi era una figura clave de la política tunecina. Participó en los regímenes de Habib Burguiba y Zine el Abidine ben Alí pero resurgió tras la Revolución de los Jazmines para convertirse en el primer presidente democrático de Túnez.

El único ejemplo de éxito de la Primavera Árabe a la que dio comienzo, Túnez ha luchado desde entonces por sacar adelante la transición democrática, lastrada por la constante amenaza terrorista.

Para leer más