Actualizado 11/04/2007 00:34 CET

Turquía.- Las autoridades turcas investigan si el pirata aéreo mantiene vínculos con el ilegalizado partido PKK

ANKARA, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

El ministro del Interior turco, Abdulkadir Aksu, explicó a última hora de la tarde que la Policía del país investiga las posibles conexiones entre Mehmet Gokcin Gol --el pirata aéreo que hoy secuestró un avión que partía de Diyarkabir rumbo a Estambul sin provocar heridos y que ya ha sido arrestado-- y el ilegalizado Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

"No está claro todavía si hay alguna conexión (entre el pirata aéreo) y la organización", admitió Aksu, en alusión al partido que lleva luchando desde 1984 para obtener la autonomía de la región del sureste del país.

Un pasajero del Boeing 737, Firat Keles, declaró a la cadena de televisión local CNN Turk que Gokcin Gol leyó el Corán en varios momentos del vuelo y que no se produjo ninguna escena de pánico a bordo.

Por su parte, el ministro de Transportes, Binali Yildirim, confirmó que Gokcin Gol no presentó ninguna exigencia de índole política por la cual quiso desviar el avión, primero a Ankara y después a la capital iraní, Teherán. "Nuestro único consuelo es que el incidente ha acabado sin ningún herido", concluyó.

SIN HERIDOS

La aerolínea turca Pegasus envió otro avión a Ankara para recoger a los 178 pasajeros --entre los que había tres bebés-- que iban a bordo de la aeronave y trasladarles a Estambul, después de que los pilotos del avión aterrizaran finalmente en Ankara. Ningún miembro del pasaje ni de la tripulación resultó herido.

Una vez en el interior del avión, el pirata se dirigió a la cabina, aseguró que llevaba explosivos y exigió que el avión, un Boeing 737 propiedad de la aerolínea privada Pegasus Airlines, fuese desviado a Ankara, aunque después cambió de idea y reclamó que su destino fuera Teherán.

Los pilotos hicieron aterrizar el aparato en el aeropuerto internacional de Esenboga, en Ankara. Después de unos minutos de confusión, con el avión en la pista de aterrizaje y todos los viajeros dentro, Gokcin Gol se entregó a las fuerzas especiales de seguridad, que habían desplegado un amplio operativo en el aeropuerto.