Turquía se retira de la conferencia de Palermo sobre Libia

Guiseppe Conte saluda al vicepresidente de Turquía, Fuat Oktay
REUTERS / GUGLIELMO MANGIAPANE
Publicado 13/11/2018 14:37:10CET

ANKARA, 13 Nov. (Reuters/EP) -

El vicepresidente de Turquía, Fuat Oktay, ha anunciado que su Gobierno se retira de la conferencia internacional de Palermo sobre Libia por considerar que ha sido excluida de algunas reuniones celebradas en el marco de la cumbre siciliana.

"Toda reunión que excluya a Turquía será contraproducente para la solución de este problema", ha asegurado Oktay, en declaraciones a la prensa desde Palermo. La ciudad italiana acoge una conferencia internacional de dos día de duración para tratar de un impulsar un proceso de reconciliación que ponga fin a la crisis que vive Libia desde la caída del régimen del coronel Muamar Gadafi en octubre de 2011.

Con Italia como anfitriona, la conferencia ha sido el escenario este martes de la reunión de dos figuras clave de la actual coyuntura política en Libia, el primer ministro del Gobierno de Unidad apoyado por Naciones Unidas, Fayez Serraj, y el general Jalifa Haftar, comandante de las fuerzas militares que respaldan al Gobierno asentado en el este del país norteafricano.

Serraj, cuyo Ejecutivo está asentado en la capital libia, Trípoli, y el general Haftar, leal al Gobierno con sede en Tobruk, se han reunido este martes por primera vez desde el encuentro que ambos mantuvieron en mayo en París.

Haftar llegó el lunes por la noche a Palermo y está manteniendo encuentros en los márgenes de la conferencia, pese a que ha dicho que no participará en la misma. El general ha aparecido en una foto reunido con Serraj en presencia del primer ministro italiano, Giuseppe Conte.

Naciones Unidas anunció la semana pasada el aplazamiento de las elecciones previstas para finales de este año ante el incremento de la violencia en el país, si bien ha dicho que quiere que se celebren el próximo año pero quiere que los libios decidan primero qué tipo de elecciones quieren celebrar. Este lunes, el enviado especial de Naciones Unidas para Libia, Ghasán Salamé, manifestó su deseo de que las elecciones presidenciales y parlamentarias se celebren en junio.

Antes del inicio de la conferencia en la localidad italiana de Palermo sobre la crisis en Libia, Salamé señaló que antes de los comicios debe tener lugar una conferencia nacional a principios de 2019 para decidir el formato del proceso electoral.

Libia se encuentra inmersa en el caos desde la caída del régimen del coronel Muamar Gadafi en 2011, dividida 'de facto' entre dos administraciones y salpicada aún por una amalgama de milicias armadas que se reparten cotas de poder en distintos puntos del país.

Contador