Tusk se despide de la UE apelando a su unidad y Michel promete un "estilo propio" y "más cauto"

Publicado 29/11/2019 13:05:50CET
El nuevo presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y presidente saliente del organismo, Donald Tusk, a su llegada al acto de relevo en Bruselas
El nuevo presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y presidente saliente del organismo, Donald Tusk, a su llegada al acto de relevo en Bruselas - Benoit Doppagne/BELGA/dpa

BRUSELAS, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

El todavía presidente del Consejo europeo, Donald Tusk, se ha despedido este viernes del cargo apelando a la unidad de la Unión Europea en un acto en el que su sucesor, el belga Charles Michel, ha prometido un "estilo propio" durante su mandato, en el que será "más cauto, al menos al principio".

"Nuestra marca y objetivo común es y debería ser la unidad de la UE. Y creo que la experiencia específica polaca y belga puede ser muy útil. Estoy seguro de que tú, querido Charles, vas a utilizar todos tus talentos y virtudes para mantener nuestra unidad", ha expresado Tusk durante su discurso.

El polaco ha dicho que hace cinco años, cuando asumió el cargo de presidente del Consejo, imaginaba que el "escenario" de su mandato estuviera "escrito por el mismo Alfred Hitchcock". "Desde los primeros meses de 2015 Europa ha luchado contra crisis: Grecia, migración, Ucrania, ISIS y sus ataques terroristas y, en el último momento, llegó el Brexit", ha explicado.

"Algunos observadores incluyen en estas crisis el liderazgo de dos Donalds en Washington y en Bruselas, pero personalmente creo que sólo es verdad la mitad de esta opinión", ha bromeado Tusk. El político polaco ha asegurado estar "orgulloso" por haber tenido el "privilegio" de "servir a Europa" durante cinco años. No se trata, ha remarcado, de una idea "abstracta", sino de "gente, naciones y sus intereses comunes".

Tras el discurso de Tusk y de un largo aplauso que le han dedicado los asistentes, Michel ha tomado la palabra para prometer un "estilo propio" durante su mandato, "abierto al diálogo y con la voluntad de construir puentes": "Seré cauto con mis tuits, al menos al principio", ha afirmado, aludiendo a la contundencia con al que su predecesor se expresaba en la red social.

El belga, por su parte, ha asegurado que la UE debe estar "orgullosa del camino recorrido", pero también ha advertido de que el bloque no puede "sentarse con los brazos cruzados". Al contrario, ha defendido que la Unión debe "estar en la mesa para influir en los asuntos globales y proteger sus intereses". "Hoy se abre una nueva página. Pueden contar conmigo para estar al servicio de todos los ciudadanos europeos", ha concluido.

Contador

Para leer más