Actualizado 08/01/2007 16:39 CET

UE.- La CE espera que Rusia levante el embargo sobre Polonia en la reunión de Berlín

BRUSELAS, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea espera que Rusia se comprometa a levantar el embargo que mantiene contra los productos cárnicos y lácteos de Polonia durante las reuniones que ambos mantendrán en Berlín entre el 17 y 19 de enero, el día en que las partes firmarán el memorando de entendimiento por el que se evitará que Moscú establezca una prohibición similar contra la UE debido ala adhesión de Rumania y Bulgaria.

El portavoz de Sanidad, Philip Tod, explicó este lunes que las reuniones técnicas que tendrán lugar entre representantes del Ejecutivo comunitario y de Rusia el 17 de enero buscarán cerrar "cuestiones técnicas", pero también se tratará la "cuestión polaca", que, subrayó, es una "alta prioridad" para la Comisión de cara a este año.

Añadió que el comisario de Sanidad, Markos Kyprianou, ha estado en contacto con sus contrapartes rusas durante las vacaciones de Navidad y señaló que el lunes que viene viajará a Varsovia para preparar con las autoridades polacas la reunión del 17 de enero.

Aseguró que "el objetivo de Kyprianou sigue siendo hacer todo lo que pueda para asegurar el levantamiento del bloqueo de productos de carne y lácteos" y afirmó que "hay un clima más positivo en las relaciones con Rusia desde el acuerdo de diciembre (relativo a un embargo global en la UE por la entrada de Rumania y Bulgaria)". "Kyprianou espera que esto facilite el levantamiento del embargo", dijo Tod.

El pasado mes de diciembre Kyprianou y el ministro ruso de Agricultura, Alexei Gordeyev, llegaron a un acuerdo para evitar que Moscú cumpliera su advertencia de imponer un bloqueo a la importación de toda la carne de la UE a partir del pasado 1 de enero, debido a las dudas sanitarias que les planteaba la adhesión de Rumania y Bulgaria.

El convenio se formalizará definitivamente el 19 de enero mediante la firma del memorando de entendimiento sobre el que la Comisión y Rusia empezaron a trabajar al día siguiente del acuerdo político que alcanzaron Kyprianou y Gordeyev en Moscú.

Tod afirmó que el acuerdo con respecto a Rumania y Bulgaria "se consideró como un clima positivo de nuestras relaciones con Rusia", de manera que el comisario, dijo, espera que también se traduzca en la resolución de "la cuestión polaca".