La UFDR avanza por el noreste con el objetivo de "derrocar al régimen de Bozizé"

Actualizado 18/12/2012 15:55:27 CET

MADRID, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

El grupo armado rebelde Unión de Fuerzas Democráticas para la Reagrupación (UFDR) ha tomado varias localidades del noroeste de la República Centroafricana y han anunciado que su objetivo es "derrocar al régimen del presidente François Bozizé" si el Gobierno no cumple los acuerdos de paz de 2007.

"Hemos tomado la localidad de Bamingui y estamos avanzando hacia Bria, que representa nuestro próximo objetivo", ha declarado el portavoz de los rebeldes, el coronel Djouma Narkoyo, en un comunicado citado por la agencia misionera de noticias MISNA.

A lo largo de los últimos días, las milicias de la UFDR, lideradas por Michel Ndjotodia, han entrado en la ciudad de Ndélé y han puesto en marcha una nueva alianza político-militar, denominada 'Séléka', cuyo objetivo es "derrocar al régimen del presidente François Bozizé si el Gobierno de Bangui no respeta los acuerdos de paz firmados hace cinco años".

Al respecto, la formación rebelde ha presentado una lista de diez reivindicaciones, que incluyen el respeto de los acuerdos de paz de Birao, firmados en 2007 entre el Gobierno y la UFDR y la apertura de una investigación independiente sobre la desaparición de los antiguos comandantes rebeldes Charles Massi y Hassan Ousman --de la Convención de Patriotas por la Justicia y la Paz (CPJP) y del Movimiento Nacional para la Salvación de la Patria (MNSP), respectivamente-- y sobre la muerte del activista Goungaye Wanfiyo Nganatoua.

Fuentes del Ejército citadas por MISNA han indicado esta semana que los rebeldes han ocupado Bria, un importante centro minero del centro-norte del país y escenario de importantes enfrentamientos armados en septiembre de 2011, pero no han precisado cuándo se ha producido la ocupación.

Según la prensa nacional, la población de Bria había empezado a huir hacia Bambari (centro) antes de la llegada de los rebeldes. La situación humanitaria es también muy grave en la ciudad de Ndélé, que fue atacada por los rebeldes la semana pasada.

Diversas fuentes han confirmado que los insurgentes tomaron el pasado fin de semana la ciudad de Bamingui, a quince kilómetros de Ndélé, y dieron muerte a catorce militares de Bangui. El Ejército ha perdido la pista de cerca de 40 soldados tras una emboscada de la UFDR cerca de Bamingui.

El recrudecimiento de la violencia en el país se produce pocos meses después de la firma de una serie de nuevos acuerdos entre Bangui y diversos grupos armados que habían sembrado la esperanza de que se alcanzase la paz en el noroeste de la República Centroafricana.

Bozizé, que llegó al poder en 2003 mediante un golpe de Estado militar, se enfrenta en la actualidad a la grave inestabilidad alimentaria que sufren los centroafricanos, al surgimiento de la coalición rebelde 'Séléka' y a las incursiones del grupo armado ugandés Ejército de Resistencia del Señor (LRA) en el norte y centro del país.