UNICEF advierte de que la falta de agua potable es "más mortal que las balas" para niños en zonas de conflicto

Publicado 28/08/2019 6:38:40CET
Un niño refugiado rohingya en Bangladesh
Un niño refugiado rohingya en Bangladesh - UNICEF/PATRICK BROWN - Archivo

MADRID, 28 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha advertido este miércoles de que los niños menores de 15 años que se encuentran en zonas de conflicto tienen casi tres veces más probabilidades de morir por enfermedades relacionadas con el agua que por la violencia directa.

Según UNICEF, alrededor de 800 millones de niños viven en zonas afectadas por conflictos, de los cuales uno de cada diez vive en contextos extremadamente frágiles y son cuatro veces más propensos a carecer de un servicio básico de saneamiento y hasta ocho veces más a carecer agua potable.

UNICEF ha señalado que los niños sufren enfermedades al no tener acceso a agua limpia, mientras las escuelas y hospitales no funcionan y las enfermedades y la desnutrición se propagan.

La organización ha asegurado que los niños se ven impactados de forma directa a los ataques a los sistemas de agua, ya que se ven obligados a depender de agua insalubre y se arriesgan a sufrir enfermedades.

La responsable mundial de Agua, Saneamiento e Higiene de UNICEF, Kelly Ann Naylor, ha recalcado que las crisis relacionadas con conflictos son "cada vez más frecuentes, afectan a más personas y duran más".

"En áreas extremadamente frágiles y afectadas por conflictos, la situación es grave para los niños (...) A través de alianzas intersectoriales podemos construir servicios sostenibles y resistentes de agua, saneamiento e higiene que puedan crear un futuro más estable y pacífico para los niños y sus familias", ha aseverado.

Según UNICEF, más de 120 millones de personas han necesitado asistencia humanitaria urgente en los últimos años. Además, en 2018, alrededor de 70,8 millones de personas, de las cuales la mitad son niños, se vieron obligados a desplazarse debido a los conflictos.

Para leer más