UNICEF alerta de que la violencia en el este de Ucrania podría dejar sin agua a millones de personas

Publicado 04/07/2019 14:46:54CET
Un niño en una escuela destruida por el conflicto en el este de Ucrania
Un niño en una escuela destruida por el conflicto en el este de UcraniaUNICEF/CHRISTOPHER MORRIS VII PHOTO - Archivo

MADRID, 4 Jul. (EUROPA PRESS) -

Las instalaciones de agua y saneamiento se han visto dañadas en varias ocasiones desde que estalló el conflicto en el este de Ucrania en 2014 y la intensificación de los combates en los últimos días amenaza con dejar sin acceso a agua potable a 3,2 millones de personas, entre ellos 500.000 niños, según ha denunciado el Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF)

De acuerdo con la agencia de la ONU, en la última semana de junio se produjeron cinco incidentes distintos relacionados con el conflicto que afectaron a instalaciones de agua y saneamiento en la línea de contacto que separa las zonas bajo control gubernamental de las controladas por los separatistas prorrusos en el este de Ucrania.

El 29 de junio por la mañana, la metralla de las explosiones dañó tuberías de agua cerca de Horlivka, a lo largo de un canal que suministra agua a más de 3 millones de personas de ambos lados de la línea de contacto. Ese mismo día, los trabajadores del turno de noche de una estación de bombeo cercana a Vasylivka, en la región de Donetsk, tuvieron que huir al refugio antiaéreo para evitar un bombardeo.

Ante este situación, la representante adjunta de UNICEF en Ucrania, Laura bill, ha pedido "una vez más el fin inmediato de los bombardeos indiscriminados contra infraestructuras civiles vitales, así como la protección de sus trabajadores".

"Estas mujeres y hombres arriesgan sus vidas para garantizar que los niños y sus familias tienen acceso a agua limpia, un derecho fundamental para todos", ha sostenido Bill en un comunicado.

Según UNICEF, desde que empezó 2019 los combates han interrumpido o parado por completo el suministro de agua de 3,2 millones de personas durante 29 días y han dañado las instalaciones de agua y saneamiento 58 veces.

TRABAJADORES MUERTOS

Este año han perdido la vida tres trabajadores, lo que eleva el total desde que comenzó el conflicto a nueve muertos y 26 heridos. De acuerdo con la agencia de la ONU, todos ellos murieron mientras trataban de mantener el suministro de agua para los niños y sus familias en las zonas afectadas por el conflicto.

Bill ha incidido en que "cuando el acceso a agua se reduce o se corta, los niños y sus familias a menudo no tienen más opción que depender de agua y saneamiento contaminados, algo especialmente peligroso cuando hay temperaturas veraniegas asfixiantes como las que hemos sufrido recientemente".

Como ejemplo de ello, la responsable de UNICEF ha destacado que "el pasado mes de abril hubo un brote de gastroenteritis durante los días de un corte del suministro de agua". "Si no cesan los enfrentamientos, más niños seguirán sufriendo", ha advertido.

Durante los cinco primeros meses de 2019, UNICEF y sus aliados ayudaron a cerca de 930.000 personas a acceder a agua limpia a ambos lados de la línea de conflicto, gracias a la distribución de agua, la provisión de tratamientos químicos para purificarla y la reparación y mejora de un sistema ya de por sí muy frágil.

De los 13,3 millones de dólares solicitados por UNICEF para su respuesta en materia de agua y saneamiento en el este de Ucrania, solo ha recibido el 15 por ciento. En total, para esta emergencia solicitó 21 millones de dólares, pero solo ha recibido el 30 por ciento.