Actualizado 16/01/2009 14:33 CET

UNRWA insiste en que no había combatientes en su edificio atacado ayer en Gaza por las fuerzas israelíes

MADRID, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos en Oriente Próximo (UNRWA) insistió hoy en que no había combatientes palestinos en el interior de su edificio atacado ayer por las fuerzas israelíes en la ciudad de Gaza y precisó, por tanto, que los disparos del Ejército hebreo no puede entenderse como una respuesta de los soldados a un ataque de las milicias.

"En primer lugar, confirmamos y reiteramos que dentro del edificio no había ningún combatiente y que no se efectuó ningún disparo contra los soldados israelíes", declaró un portavoz de la agencia, Sami Mshasha, a la agencia misionera de noticias MISNA.

El portavoz recordó que el primer ministro israelí, Ehud Olmert, y su ministro de Defensa, Ehud Barak, han dado versiones contradictorias sobre este incidente. El primero aseguró que el ataque había sido premeditado y fue una respuesta a supuestos disparos procedentes del edificio, mientras que el segundo lo calificó de "accidente". "Las autoridades israelíes deberían ponerse de acuerdo antes de hacer comunicados oficiales que se contradicen entre sí", afirmó.

Según UNRWA, las fuerzas israelíes dispararon ayer con bombas de fósforo blanco contra una de sus instalaciones en Gaza, en la que se refugiaban 700 civiles y en la que resultaron heridas tres trabajadores de la agencia. El uso del fósforo blanco como arma está expresamente prohibido por las Convenciones de Ginebra.

El portavoz recordó que hace días se produjo un incidente similar, cuando las fuerzas israelíes bombardearon tres escuelas administradas por la UNRWA y que daban refugio a unos centenares de desplazados. En aquel caso perdieron la vida 45 personas, incluidas muchas mujeres y niños. "También entonces contaron la historia de que había sido un contraataque y también entonces reiteramos que no había ningún combatiente", afirmó Sami Mshasha.

"A Israel le pedimos que presente pruebas de lo que declara, por que nosotros sí las tenemos", manifestó el portavoz. "En los 20 días de guerra, centenares de civiles han perdido y siguen perdiendo la vida y miles han resultado heridos: la situación humanitaria está colapsando. Ésta es la verdad, y que Israel trate de demostrar lo contrario", aseveró.