Venezuela responde al Grupo de Lima que no puede determinar la legitimidad de las instituciones del país

Jorge Arreaza
REUTERS / MARCO BELLO - Archivo
Publicado 14/01/2019 15:54:13CET

MADRID, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Nicolás Maduro ha respondido este lunes al Grupo de Lima que no le corresponde determinar la legitimidad de las instituciones venezolanas, después de que el bloque regional haya indicado que solo reconoce como interlocutor democrático a la Asamblea Nacional, controlada por la oposición.

El Ministerio de Exteriores ha difundido un comunicado para denunciar que "continúa la arremetida de un grupo gobiernos satélites, subordinados a los planes imperialistas estadounidenses, que alimentan el obsesivo objetivo de poner en marcha una trama desestabilizadora contra la legítima institucionalidad".

El departamento que dirige Jorge Arreaza ha señalado en concreto a los gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay y Perú, que "han venido dando marchas y contramarchas mediante declaraciones y comunicados en los cuales un día dicen y al siguiente se contradicen".

Caracas se refiere al punto 9 de la declaración emitida el pasado 4 de enero por el Grupo de Lima, en la cual sus países miembros expresaron su "profunda preocupación" por la incursión de buques militares de Venezuela en aguas cuya soberanía se disputa con Guyana.

Según el Gobierno de Maduro, petroleros estadounidenses amparados por Guyana irrumpieron en aguas venezolanas, por lo que considera que dicha declaración del Grupo de Lima supone un desafío a la integridad territorial del país. Arreaza anunció el domingo que estos diez países habían rectificado.

"Mas allá del despropósito de este proceder y de su insólita falta de rigor y apego al Derecho Internacional, resulta objeto de preocupación que estas conductas titubeantes sean la respuesta ante las reprimendas que han recibido de parte del gobierno estadounidense", ha considerado la Cancillería venezolana.

En el fondo de este conflicto se encuentra la crisis política en Venezuela. El Grupo de Lima, a excepción de México, no reconoce a Maduro como presidente legítimo por considerar que su segundo mandato, que comenzó el 10 de enero, es fruto de un proceso electoral fraudulento que culminó con la votación del 20 de mayo.

Para el Grupo de Lima y los detractores de Maduro, la única institución legítima en Venezuela desde el pasado jueves es la Asamblea Nacional que surgió de las elecciones legislativas de 2015, validadas tanto por el Gobierno como por la oposición, que se hizo con la mayoría parlamentaria.

El Palacio de Miraflores ha denunciado que el Grupo de Lima "pretende arrogarse ilegalmente la potestad de determinar la legitimidad de las instituciones venezolanas" para provocar una "inestabilidad política que justifique la intervención extranjera que los factores guerreristas estadounidenses han venido anunciando sin ningún rubor".

"Pero, muy a pesar de sus nefastas intenciones, en Venezuela está vigente la institucionalidad constitucional mediante el funcionamiento de todos sus poderes públicos, cada uno en su lugar, conforme al mandato de la Constitución y no del capricho de estos gobiernos satélites", ha subrayado.

Así las cosas, "el Gobierno de Venezuela seguirá analizando detalladamente las actitudes hostiles de estos gobiernos y sabrá tomar decisiones que garanticen la protección del Estado y sus instituciones, en defensa de la República y la soberanía nacional, bajo el precepto indeclinable de su único mandante: la Constitución", ha declarado.

Contador