Publicado 10/12/2021 15:00CET

Venezuela tilda el boicot diplomático a los JJOO de Pekín de "acto desesperado pero alarmante"

Archivo - El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.
Archivo - El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro. - PRESIDENCIA VENEZUELA - Archivo

MADRID, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Venezuela ha tachado el boicot diplomático a los Juegos Olímpicos de Invierno de Pekín en 2022, iniciado por Estados Unidos, de "acto desesperado pero alarmante", al tiempo que ha expresado su "profundo rechazo" ante la postura adoptada por la Casa Blanca.

"Este acto desesperado pero alarmante, que forma parte de la campaña de desprestigio y manipulación emprendida por un pequeño grupo de países en contra del indefendible desarrollo de la hermana nación china, demuestra la visión anacrónica de estos gobiernos que aún mantienen su visión de la Guerra Fría", ha indicado el Ministerio de Exteriores venezolano.

En un comunicado, la cartera de Exteriores ha precisado que el Gobierno del país caribeño ha seguido "con entusiasmo" el proceso de preparación y acondicionamiento realizado por las autoridades y el pueblo chino "para acoger la máxima cita mundial del deporte en invierno" y "conseguir el hito de ver a Pekín convertirse en la primera ciudad en la historia en albergar ambas ediciones, de verano y de invierno".

En este sentido, y remarcando que se trata de unos Juegos Olímpicos que convocan "a la paz, al encuentro y a la hermandad, en el marco de la tolerancia y el respeto para todos", el Gobierno de Venezuela ha exigido "que se detenga la politización del deporte" y ha pedido a todos los países "defender el espíritu deportivo que debe reinar durante la competición, según los principios y valores expresados en la Carta Olímpica".

Por último, ha reafirmado su respaldo al "esfuerzo y trabajo" del Gobierno chino y ha expresado su disposición a "emprender todos los esfuerzos" a su alcance "para contribuir al éxito del máximo encuentro deportivo de invierno que pertenece a toda la Humanidad".

Estados Unidos ha impulsado un boicot al que ya se han sumado países como Australia, Reino Unido o Canadá y que implica no enviar representación política a los Juegos Olímpicos que acogerá China en febrero, sin que afecte en principio a los deportistas de cada uno de estos países.

Para leer más