Publicado 03/07/2022 13:51

Verona y Pisa restringen el uso de agua ante la caída de las reservas

Un hombre saca el pie de su vehículo en medio de una ola de calor en Tarento, Italia
Un hombre saca el pie de su vehículo en medio de una ola de calor en Tarento, Italia - Matias Basualdo/ZUMA Press Wire/ DPA

ROMA, 3 Jul. (DPA/EP) -

Las ciudades italianas de Verona y Pisa han anunciado la imposición de restricciones en el consumo de agua ante la reciente caída de las reservas por la sequía y en medio de una intensa ola de calor.

En Verona, el agua solo se puede utilizar para "fines domésticos, higiene y limpieza personal" han anunciado este sábado las autoridades municipales. Además entre las 6.00 y las 21.00 horas se prohíbe el riego, el lavado de coches o el llenado de piscinas y se pide que en el resto de horario se eviten todas estas actividades.

Estas medidas estarán vigentes hasta el 31 de agosto y se prevén multas de hasta 500 euros para quienes incumplan esta normativa.

Mientras, en Pisa, en la Toscana, se impondrán medidas similares desde el 11 de julio. Solo se podrá utilizar el agua potable para actividades domésticas.

Italia sufre una intensa ola de calor agravada por la falta de precipitaciones. Además, el río Po, el más largo del país, se ha secado en partes de su cauce y registra los niveles más bajos en más de 70 años. Precisamente por el bajo caudal del río, el agua del mar ha penetrado hasta 30 kilómetros en el interior de su desembocadura del mar Adriático, con el consiguiente impacto en las poblaciones circundantes.

Algunos municipios del norte del país llevan semanas racionando el agua y en ciudades como Milan se ha cortado el suministro de las fuentes más grandes.

Varias regiones han pedido al Gobierno central la declaración del estado de emergencia para permitir la llegada de ayuda económica y la adopción de medidas de defensa civil. El primer ministro, Mario Draghi, ha anunciado que se tomarán medidas posiblemente a partir del lunes.

Mientras, el Ministerio de Salud italiano ha activado el estado de "alerta roja" por calor en 22 ciudades del país, entre ellas la capital, Roma, Palermo, Nápoles, Florencia o Bolonia, donde los expertos han recomendado a la población, en especial la del sur del país, que se protejan del sol entre las 11.00 y las 18.00 horas y que eviten concentraciones de personas para ahorrarse sofocos.

La ola de calor, llamada Caronte (en referencia al barquero que transportaba las almas al Inframundo en la mitología griega), ha provocado temperaturas de hasta 44ºC en determinadas zonas del país durante el fin de semana, especialmente en el centro. Regiones como interior de Umbría, Lacio y los Abruzos rozarán los 43ºC, informa 'L'Stampa'.

Más información