La vicepresidenta tacha de "ridícula" las acusaciones de traición a Mugabe formuladas en su contra

Actualizado 09/12/2014 11:52:55 CET

HARARE, 9 Dic. (Reuters/EP) -

La vicepresidenta de Zimbabue, Joice Mujuri, acusada la semana pasada por el presidente del país, Robert Mugabe, de traición y corrupción y purgada del partido gobernante, ha tachado este martes los cargos en su contra como "ridículos" y ha asegurado que ha recibido amenazas de muerte.

En un congreso del gobernante ZANU-PF el 4 de diciembre, Mugabe, de 90 años, acusó a Mujuru, hasta hace unos meses su presumible sucesora, de liderar un complot para apartarle a él del poder. La acusación fue la culminación de una campaña de tres meses contra Mujuru, de 59 años, por los medios estatales y la mujer de Mugabe, Grace, de 49 años.

En su primera respuesta desde que perdió el puesto de 'número dos' en el partido, Mujuru --que sigue siendo vicepresidenta de Zimbabue por ahora-- ha dicho que fue un "vociferante" intento de presentarla como una asesina, traidora y vendedora sin ninguna prueba.

"Las denuncias de que yo, sola, o junto con varios distinguidos camaradas hemos tratado de apartar a su excelencia Mugabe del cargo son ridículas", ha afirmado Mujuru en un comunicado publicado en dos diarios privados. "Mi lealtad a su excelencia y a mi país Zimbabue es incuestionable", ha añadido.

La semana pasada Mugabe promovió a su mujer a la cúpula del ZANU-PF pero aplazó el nombramiento de sus dos vicepresidentes de partido, prolongando la ansiedad sobre la falta de sucesor en el país. Los medios estatales afirman que Mugabe podría designarlos la próxima semana.

Mujuru ha afirmado que algunas "fuerzas", que no ha identificado, han presionado para que ella abandonara tanto su puesto en el Gobierno y en el partido antes del congreso de la semana pasada, pero cuando eso fracasó hubo "amenazas directas contra mi persona y mi vida".

Por ello, ha dicho que decidió no asistir al congreso del ZANU-PF para evitar la humillación pública. "Era importante mantener la dignidad del cargo de vicepresidenta incluso ante tal violencia gratuita por una sección del partido", ha afirmado Mujuru.

Para leer más