Publicado 11/04/2020 16:31CET

World Vision describe el nuevo caso de ébola en RDC como el cumplimiento del peor de los temores

Jackline, enfermera en la prevención del ébola en Sudán del Sur
Jackline, enfermera en la prevención del ébola en Sudán del Sur - WORLD VISION - Archivo

MADRID, 11 Abr. (EUROPA PRESS) -

La ONG World Vision ha avisado de que la declaración de un nuevo caso de ébola en República Democrática del Congo implica ahora que, junto la epidemia de coronavirus, los niños del país se enfrentan ahora a la amenaza de dos de las peores enfermedades en el mundo.

"Lo que más temíamos está ocurriendo. La RDC, hogar de 80 millones de personas se enfrenta a una mortandad de la (enfermedad del coronavirus) COVID-19 de un 10%, convirtiéndola en una de las más altas de África, y ahora debe enfrentarse a dos enfermedades al mismo tiempo ya que una nueva infección de ébola ha sido identificada", ha lamentado Anne-Marie O'Connor, Directora Nacional de World Vision RDC.

Las informaciones preliminares apuntan a que el paciente es un hombre de 26 años, afectado en la región de Beni solo dos días antes de que el país declarara el final de una epidemia que ha dejado más de 2.200 muertos, la segunda más letal de la historia del continente.

Así, World Vision avisa que el peligro combinado del ébola y de la COVID-19 podría tener unos efectos significativos y duraderos en los niños y las comunidades que todavía estaban recuperándose de la respuesta al ébola, que duraba ya 20 meses.

Además, la ONG también destaca que los niños que están separados de sus padres, aislados, huérfanos y asustados por culpa del ébola ahora se enfrentan a una doble amenaza.

"Necesitamos la máxima ayuda internacional para apoyar a los países con menos recursos y donde la COVID-19 puede ser devastadora, como es el caso de la República Democrática del Congo", ha declarado el consejero delegado de la ONG en España, Javier Ruiz.

"Cuando nos disponíamos a enfocarnos en la respuesta a la COVID-19 y dar por superado el ébola, un nuevo caso en el país nos recuerda la alta vulnerabilidad en la que viven millones de personas en los contextos más frágiles del mundo", ha lamentado.