Actualizado 30/06/2022 20:47

Xi viaja a Hong Kong para celebrar el 25 aniversario del "retorno" tras dos años sin salir de China continental

El presidente de China, Xi Jinping, llega a Hong Kong
El presidente de China, Xi Jinping, llega a Hong Kong - JU PENG / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

El presidente chino, Xi Jinping, ha llegado este jueves a Hong Kong para asistir, después de dos años sin salir de la China continental por la pandemia de COVID-19, a la celebración del 25 aniversario del "retorno" de la excolonia británica a China, que tuvo lugar el 1 de julio de 1997.

"Siempre que el principio de 'un país con dos sistemas' sea defendido con determinación, es seguro que Hong Kong tendrá un futuro aún más brillante y hará nuevas y mayores contribuciones a la gran revitalización de la nación china", ha afirmado en un primer discurso de escasos tres minutos.

El mandatario chino también se ha referido a los desafíos de Hong Kong en los últimos años, especialmente a la pandemia de coronavirus. "Después del viento y la lluvia, Hong Kong se ha levantado de las cenizas y ha mostrado una fuerte vitalidad", ha agregado, tal y como ha recogido la agencia de noticias Xinhua.

Xi ha sido recibido por la líder saliente, la jefa de Gobierno hongkonesa, Carrie Lam, quien será sucedida por John Lee, que también ha estado presente en la bienvenida al mandatario junto con otras personalidades, como el presidente del Tribunal Supremo, Andrew Cheung Kui Nung, y el director de la oficina de seguridad nacional de Pekín en Hong Kong, Zheng Yanxiong.

De hecho, Xi tiene previsto dirigir, en el marco del aniversario, el juramento del líder entrante John Lee, quien fue elegido en mayo como nuevo gobernante para suceder a Lam, que lleva en el Gobierno de Hong Kong desde 2017.

Después de esta corta bienvenida y el discurso de Xi, pronunciado en la terminal ferroviaria de alta velocidad de West Kowloon, la comitiva del mandatario chino se ha dirigido hacia el Centro de Exposiciones y Convenciones en la concurrida Wan Chai, la zona comercial de Hong Kong, donde le esperaban empresarios y políticos de distintos sectores.

A lo largo de la jornada, Xi se ha reunido con el jefe del Gobierno de la región especial china de Macao, Ho Iat Seng, así como con el vicepresidente del Comité Nacional de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino, Leung Chun Ying.

El presidente chino también ha mantenido un encuentro con Lam en el Centro de Exposiciones y Convenciones. Posteriormente, ambos han celebrado una cena en la residencia oficial hongkonesa, acompañados de sus respectivas parejas, tal y como ha recogido 'South China Morning Post'.

Poco antes del viaje oficial del mandatario chino, las autoridades han destacado, en el marco de la cumbre de la OTAN que se celebra en Madrid, que el nuevo Concepto Estratégico aprobado por la Alianza "está lleno de mentalidad de la Guerra Fría" y "sesgo ideológico", al tiempo que ha denunciado que supone "un ataque malicioso y una difamación" contra Pekín.

"Nos oponemos firmemente", ha dicho un portavoz de la misión china ante la Unión Europea (UE), antes de reiterar que "la OTAN es un resto de la Guerra Fría y la alianza militar más grande del mundo". "30 años después del fin de la Guerra Fría, no ha abandonado su forma de pensar y su práctica de crear enemigos y participar en una confrontación de bloques", ha argüido.

La celebración de la Transferencia de soberanía de Hong Kong llega, por tanto, en un momento de tensión entre los líderes que conforman la OTAN y el gigante asiático, ya que la Alianza ha asegurado que "las ambiciones manifiestas y las políticas coercitivas" de Pekín "amenazan nuestros intereses, seguridad y valores".

La inclusión de China en el Concepto Estratégico era algo esperado ante las circunstancias cambiantes en la escena internacional. Pekín ha estado durante décadas lejos del radar de los aliados, al no constituir una amenaza militar directa, pero no se le había considerado como un peligro hasta ahora.

En el caso de Hong Kong, la Declaración Conjunta Chino-Británica de 1984 firmada por Londres aceptaba la devolución de Hong Kong a China a cambio del compromiso de Pekín de conceder un amplio grado de autonomía política a la antigua colonia británica.

Sin embargo, la tensión política ha crecido en los últimos años, principalmente a raíz de las protestas en Hong Kong, territorio que permaneció bajo soberanía británica hasta hace un cuarto de siglo. La imposición de la Ley de Seguridad Nacional y una última reforma electoral han agravado la situación.

DERECHOS Y LIBERTADES EN HONG KONG

Al sofocar los disturbios de 2019 en Hong Kong e instalar un régimen inequívocamente pro-Pekín, Xi ha logrado avances en una de sus prioridades clave: la reunificación de la "patria" china y los territorios que considera propios.

Eso también incluye a Taiwán, otro objetivo del modelo Deng Xiaoping, política que se empezó a implementar a partir de los 70. De hecho, Xi ha pedido con más fuerza la reunificación con la isla, a pesar de que el partido político gobernante, junto con una mayoría de ciudadanos taiwaneses, se oponen a la unificación y la agresión continental, tal y como ha recordado DPA.

Estos movimientos han provocado fuertes tensiones con Estados Unidos, que ha impuesto sanciones a decenas de funcionarios hongkoneses debido a la falta de libertad de expresión y la Ley de Seguridad Nacional que impera en Hong Kong.

"En lugar de esperar otros 25 años de autonomía para Hong Kong, hemos sido testigos del desmantelamiento de las instituciones democráticas, de las presiones sin precedentes sobre el poder judicial; la asfixia de las libertades académicas, culturales y de prensa, y la disolución forzada de docenas de grupos de la sociedad civil y los medios", ha dicho este mismo jueves la portavoz del Consejo de Seguridad Nacional estadounidense, Adrienne Watson.

En un comunicado, Washington ha resaltado que la aplicación "agresiva" de la citada ley "ha eliminado cualquier oposición política significativa en Hong Kong y sofocado la disidencia". "Como resultado, hoy en día casi todos los políticos pro-democracia de Hong Kong están en prisión en espera de juicio o en el exilio en el extranjero", ha agregado.

En este sentido, ha recalcado en dicho comunicado que distintas organizaciones --ONG, sindicatos, grupos de Derechos Humanos-- se han visto obligados a disolverse o marcharse "por temor a represalias gubernamentales".

"Instamos a China a que actúe de conformidad con las obligaciones internacionales que contrajo voluntariamente. Antes de la toma de posesión del jefe del Ejecutivo (John Lee), reiteramos la importancia de que los dirigentes de Hong Kong respeten los derechos y libertades protegidos de la población", ha zanjado.

Más información