Actualizado 03/07/2007 23:06 CET

Yemen.- Comienzan a llegar al Hotel Auditorium de Madrid familiares de las víctimas

MADRID, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los familiares de las siete víctimas mortales y los seis heridos en el atentado registrado ayer en las proximidades del templo de la Reina de Saba, situado en la provincia yemení de Mareb, comenzaron a llegar a última hora de la tarde de hoy al Hotel Auditorium de Madrid, donde permanecerán alojados hasta que se les entreguen los cuerpos de sus allegados.

Los familiares de los fallecidos --cuatro catalanes, dos guipuzcoanos y una burgalesa-- y de los seis heridos --tres vizcaínas, una barcelonesa y una alavesa, que está herida crítica-- fueron llegando al citado hotel a partir de las ocho de la tarde en pequeños grupos de entre tres y cuatro personas a bordo de coches particulares o microbuses que los trasladaron desde el aeropuerto de Madrid-Barajas.

A la entrada del hotel, visiblemente afectados y muchos de ellos entre lágrimas, fueron atendidos por sanitarios de Cruz Roja que, repartidos en turnos de mañana, tarde y noche, acompañarán a los familiares de las víctimas durante todo el proceso para prestarles apoyo psicológico.

Se espera que una treintena de familiares se alojen en el citado hotel --irán llegando paulatinamente en las próximas horas-- hasta que cada una de las familias se haga cargo de los cuerpos de sus allegados o pueda ver a sus heridos. Está previsto que acudan a recibir los cuerpos al aeropuerto de Torrejón de Ardoz y que posteriormente se trasladen hasta el Instituto Anatómico Forense.

Los dos aviones de la Fuerza Aérea española en los que se repatriará a los fallecidos y a los heridos, en los que también viajan el ministro de Industria, Turismo y Comercio, Joan Clos, el secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Bernardino León, así como responsables de los gobiernos catalán y vasco y un equipo médico de la Policía Científica, llegarán en las próximas horas al citado aeropuerto madrileño.

Además, está previsto que el vicepresidente de la Generalitat de Cataluña, Josep Lluís Carod-Rovira, se acerque al hotel madrileño para acompañar a las víctimas y acompañarles en el recibimiento y el traslado a Cataluña tanto de los féretros como de los heridos catalanes, aunque él se alojará en otro hotel.