La Zona Única de Pagos entra en funcionamiento este viernes en la eurozona

Actualizado 07/07/2015 15:30:31 CET

Facilitará el pago en euros con tarjetas

BRUSELAS, 1 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Zona Única de Pagos en Euros (SEPA, por sus siglas en inglés) --cuyo objetivo es que ciudadanos, empresas y otros agentes puedan hacer y recibir pagos en euros con tarjeta en las mismas condiciones básicas, derechos y obligaciones, con independencia del país en el que estén y de que la operación sea o no transfronteriza-- entrará en funcionamiento en los países de la Eurozona este viernes 1 de agosto.

"Creará un mercado europeo único verdadero para pagos minoristas en euros, en el que las transferencias, débito directo y pagos entre Estados miembro son igual de fáciles que en el caso de las transacciones domésticas", ha explicado el portavoz del Ejecutivo comunitario, Jonathan Todd.

"Estará plenamente operativa en todos los países de la eurozona desde el 1 de agosto y se aplicará a transacciones denominadas en euros en países de fuera de la eurozona desde el 31 de octubre de 2016", ha confirmado.

El objetivo final de la zona única es facilitar los pagos a ciudadanos y empresas en cualquier país de la eurozona y aumentar la competencia entre bancos.

La SEPA facilitará una cuenta bancaria única para toda la eurozona, el pago con tarjeta de débito en cualquier país del euro, precios más bajos para el pago de servicios básicos en países de costes altos, más transparencia en precios y recargos que aplican los bancos y mejorar las transferencias transfronterizas.

Para la mayor parte de los ciudadanos la SEPA se traducirá en una mejora "significativa" de su capacidad para hacer pagos en la eurozona, aunque es posible que experimenten algunos cambios como la necesidad de extender o alterar significativamente el número de cuenta bancaria para garantizar la compatibilidad con el esquema común. Pero estos cambios los realizan automáticamente las entidades.

La Comisión Europea concedió una prórroga extra de seis meses, hasta el 1 de agosto de 2014, para establecer dicha zona para evitar problemas de bloqueo de pagos para consumidores y empresas debido a los retrasos en la transición hacia el nuevo formato que establece la SEPA.

Para leer más