Actualizado 20/05/2015 17:01:32 +00:00 CET

Los zoos japoneses no comprarán más delfines de crueles cacerías

TOKIO, 20 May. (Reuters/EP) -

La Asociación Japonesa de Zoológicos y Acuarios ha asegurado este miércoles que parará la compra de delfines capturados en polémicas cacerías, en un paso que parece propiciado por la presión internacional.

La comunidad internacional advirtió el mes pasado a Japón de que podría perder su puesto en la Asociación Mundial de Zoológicos y Acuarios (WAZA, por sus siglas en inglés) si no paraba de comprar delfines procedentes del puerto de Taiji. La salida en la asociación se traduciría para el país asiático en una pérdida al acceso de otros animales zoológicos como elefantes y jirafas procedentes de otros países.

El líder de la Asociación Japonesa de Zoológicos y Acuarios, Kazutoshi Arai, ha asegurado en una rueda de prensa que la mayoría de los miembros han votado a favor de parar la compra de delfines en Taiji, aunque ha agregado que la decisión ha sido tomada "a regañadientes".

Japón considera a delfines y ballenas un recurso marino muy importante que puede ser objetos de una caza sostenible. "No estoy seguro de si las palabras 'intimidación del exterior' encajan, pero sin lugar a dudas, existe una gran campaña de grupos extranjeros en contra de la cacería de ballenas", ha asegurado Arai.

El país ha tenido más dificultades para la cría de delfines cautivos que sus homólogos en el extranjero, debido en parte a sus limitaciones de espacio. En este sentido, Arai ha asegurado que el acceso a delfines salvajes es importante para mantener la diversidad genética.

"No creemos que coger a los delfines de la naturaleza sea cruel. No criticamos la caza y no esperamos cambiar nuestra postura", ha agregado Arai. El líder de la asociación ha asegurado que ha intentado negociar métodos "más suaves" de caza pero que el grupo global no ha aceptado. "La decisión ha sido tomada por la organización internacional, así que ahora tenemos que poner mucho más énfasis en la cría", ha explicado.

TAIJI, DELFINES APRESADOS

Las cacerías de Taiji se realizan en una cala abarrotada cada año por los delfines, circunstancia que los cazadores aprovechan para realizar verdaderas masacres de estos animales para luego vender su carne. Los de la especie tursiops o delfín de nariz de botella --a la que pertenecía el mítico Flipper-- son a veces capturados, aunque estén heridos, para luego ser vendidos a acuarios de todo el mundo.

Según la Agencia para el Sector Pesquero, 1.239 delfines fueron capturados en Taiji a lo largo de 2013, de los cuales 172 fueron vendidos vivos. Varios medios de comunicación japoneses han detallado que muchos de los compradores provenían de lugares como China y otros países de Oriente Próximo.

Alrededor de una treintena son comprados cada año para su uso en acuarios japoneses bajo un precio de un millón de yenes (7.500 euros) cada uno, lo que ha aumentado las críticas de muchos ecologistas, ya que este negocio incita las horribles cacerías en Taiji.

Para leer más