AMP.- El intercambiador de la Metroguagua de Hoya de la Plata aspira a ser un nuevo icono de Las Palmas de Gran Canaria

Infografía de la futura estación de Hoya de la Plata
CEDIDO POR METROGUAGUA - Archivo
Publicado 28/02/2019 14:01:53CET

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

El futuro intercambiador de la Metroguagua de Hoya de la Plata, que vertebrará la movilidad en Las Palmas de Gran Canaria, aspira a convertirse en un inmueble icónico del Cono Sur y del conjunto de la capital.

Así se ha puesto este jueves de manifiesto durante la presentación del proyecto que contó con la participación del concejal de Movilidad, José Eduardo Ramírez, el arquitecto, Carles Díez, y el director general de Guaguas Municipales, Miguel Ángel Rodríguez.

"Estamos hablando de una superficie de 7.900 m2 que va a disponer, no sólo de los espacios necesarios para el funcionamiento de la Metroguagua como talleres, oficinas o un centro de control, sino también de espacios de carácter comercial y públicos con nuevos parques y zonas verdes", comentó Ramírez.

En este sentido, el concejal explicó que la nueva estación intermodal se licitará en los próximos tres o cuatro meses por un importe de 10 millones de euros y la actuación tendrá una duración que rondará los dos años.

Con todo, hizo especial hincapié en que este intercambiador y la Metroguagua en un conjunto serán "revolucionarios" para la movilidad de Las Palmas de Gran Canaria, puesto que cambiará la cultura de la movilidad de los ciudadanos de la capital y, además, es una iniciativa "transformadora" desde el punto de vista urbanístico.

El intercambiador será la cochera de la Metroguagua, el origen y destino de los trayectos y donde van a 'dormir' los vehículos, disponiendo además de paradas de taxi y estacionamiento de bicicletas.

"Es una obra icónica e importantísima --aseveró Ramírez--, que va rediseñar y redefinir incluso las relaciones y la manera de moverse de la gente del Cono Sur con el resto de la ciudad".

SE INSERTARÁ DE MANERA DISCRETA EN EL PAISAJE

Por su parte, el arquitecto responsable de la redacción del proyecto, Carles Díez, comentó que "la nueva terminal de guaguas se inserta de manera discreta en el paisaje.

El proyecto consiste en un edificio funcional, con luz y ventilación natural, con espacios de trabajo con vistas al mar, coronados por el centro de control de la MetroGuagua.

Respecto a la estación, la planta superior consta de una gran cubierta ajardinada mientras que la otra mitad de la parcela se transformará en un parque diseñado sobre las formas de animales marinos de las islas, con árboles y espacios verdes, zona de juegos para niños y sitios para disfrutar de las vistas al mar.

Asimismo, en la planta de acceso se encuentran los andenes y los espacios dedicados a los viajeros. Además, de una zona comercial. Al otro lado del espacio por el que circularán los vehículos de Guaguas Municipales se sitúan los espacios de personal y un pequeño café con una terraza con vistas al mar.

Sobre este nivel, debajo de la cubierta ajardinada, se situará el área de servicios centrales y de control de tráfico. Esta zona será la más visible desde la autopista.

LA ESTACIÓN MARCARÁ DE MANERA SIMBÓLICA LA ENTRADA A LA CIUDAD

"La futura terminal de MetroGuagua marcará de manera simbólica la entrada a la ciudad, su puerta de desde el sur", puntualizó Díez, que señaló que ya por debajo de la plaza y a nivel de los andenes, ocupando todo el sótano, se situarán los talleres y la cochera que darán todos los servicios necesarios a la terminal, con un esquema funcional optimizado al máximo.

En cuanto a la seguridad, habrá unos recorridos peatonales que conectan las nuevas paradas de las líneas normales situadas en Paseo Blas Cabrera Felipe con los andenes de la nueva estación.

"La circulación de los peatones no se cruza nunca con la de los vehículos que acceden desde la ciudad mediante un paso inferior por debajo de la rotonda", insistió el arquitecto.

Por último, con el objetivo de favorecer el tránsito en la rotonda de Hoya de la Plata, los vehículos de Guaguas Municipales accederán al edificio desde la calle Blas Cabrera Felipe a través de un túnel, atravesando mediante un paso subterráneo la rotonda y evitando así afectar al enlace con la Avenida Marítima.

Contador