Ana Belén y Fran Perea pisan hoy el Teatro Cuyás de Las Palmas de Gran Canaria para poner en escena 'Fedra'

Actualizado 05/02/2010 8:05:39 CET

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

Ana Belén y Fran Perea pisarán el Teatro Cuyás de Las Palmas de Gran Canaria, desde hoy y hasta el 7 de febrero, para poner en escena la tragedia de la mujer que se enamora del hijo de su marido, 'Fedra'.

En esta ocasión, la versión de Juan Mayorga será la que el público podrá ver en escena. Este artista ha conseguido adaptar uno de los mitos "más poderosos de las raíces" de la literatura y la dramaturgia mundial, según informó el Cabildo de Gran Canaria en nota de prensa.

Mayorga aseguró que para esta obra se encontró con "dos caramelos", por un lado, la "solvencia" de Plaza como director y, por otro, Ana Belén interpretara a la mujer atormentada que antepone su placer a las estrictas reglas que impone una moral puritana.

"Ana Belén es una actriz extraordinaria, una de las pocas capaces de medirse con un personaje tan poderoso y complejo. Fedra, culpable e inocente, torturada por el deseo y por los remordimientos, atrapada por una pasión a la que se resiste y que al fin la atraviesa, un personaje así sólo puede ser encarnado por una actriz con la belleza y el carácter de Ana. Pensando en ella he escrito esta 'Fedra'", confesó Mayorga.

'Fedra' se convierta así en un "cóctel de sensaciones al límite" que expondrán actrices y actores como Ana Belén, Fran Perea o Chema Muñoz.

Así, en esta obra, según apunta el director de la misma, Juan Carlos Plaza, presenta a una Fedra que cuenta la historia de unas normas morales que se desmoronan cuando la fuerza de la pasión carnal, la obsesión espiritual y la energía desencadenada por el objeto del deseo aparece, las reglas educacionales, los prejuicios, lo establecido, el bien moral y los conceptos del bien y el mal se desvanecen. Fedra ama y ese amor nacido de una fuerza interior neutralizada por conveniencias tal vez económicas, tal vez sociales y, lo que es peor circunstanciales, ajenas a ella misma, arrastra lo que encuentra a su paso.