El barrio de los hoteles de Santa Cruz es declarado Bien de Interés Cultural

Actualizado 13/04/2007 23:10:30 CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Educación, Cultura y Deportes ha declarado bien de interés cultural (BIC) con categoría de Conjunto Histórico el Barrio de los Hoteles-Pino de oro de Santa Cruz. Así concluye el expediente instruido por el Cabildo Insular, tras la resolución del Director Insular de Cultura del Cabildo del 20 de septiembre de 2006, en la que se resolvía elevar este expediente al Gobierno de Canarias para su declaración como Bien de Interés Cultural. El siguiente paso del trámite fue en sesión celebrada el 14 de diciembre de 2006 el Consejo del Patrimonio Histórico de Canarias, que emitió informe favorable para la declaración como Bien de Interés Cultural, con categoría de Conjunto Histórico, a favor del citado barrio, así consta el informe favorable emitido por la Comisión Mixta Comunidad Autónoma de Canarias-Iglesia Católica de 25 de enero de 2007, y así se publica hoy en el Boletín Oficial de Canarias.

El Conjunto Histórico del Barrio de los Hoteles-Pino de Oro comprende la zona de la ciudad del ensanche que mejor ejemplifica la cultura arquitectónica propia de finales del siglo XIX y primera mitad del siglo XX, caracterizada por una arquitectura de autor, una permanente relación con los movimientos internacionales, y una subordinación disciplinada a un modelo de ciudad concebido desde la segunda mitad de siglo, la ciudad jardín.

La delimitación concreta del ámbito de protección se restringe a la zona que mejor ha conservado las tipologías constructivas características, tanto a nivel de edificios concretos como de manzanas. En consecuencia, han quedado fuera de la delimitación edificaciones individuales o grupos de inmuebles aislados, cuya protección queda garantizada mediante su inclusión en el catálogo arquitectónico municipal.

El ámbito protegido responde a la siguiente descripción: el punto de origen de la delimitación se localiza en la intersección de la Rambla General Franco con la calle Benavides de donde discurre, por el eje de esta calle, en dirección sur, hasta la confluencia con la calle Pérez de Rozas. Desde aquí, el límite continúa, en dirección sureste, por el eje de la calle Pérez de Rozas hasta conectar con la calle Méndez Núñez. Prosigue por el eje de esta última calle, en dirección noreste, hasta intersectar con la calle Dr. José Navieras y transcurre, por su eje, en dirección norte, hasta alcanzar la Avenida Veinticinco de Julio. Luego parte, hacia el sur, por el eje de la avenida hasta el punto en que confluye con el margen sur de la Rambla General Franco, por el que discurre hasta interceptar con el punto de origen.