BHELMA VI del Mando de Canarias participa en acciones de vigilancia coincidiendo con la Cumbre de OTAN en Washington

Publicado: miércoles, 10 julio 2024 17:30

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Batallón de Helicópteros de Maniobra VI, con sede en la isla de Tenerife, y perteneciente al Mando de Canarias, coincidiendo con la Cumbre de la OTAN, que se celebra en Washington del 9 al 11 de julio, participa, en coordinación con la Alianza Atlántica, en la vigilancia continua y presencia disuasoria efectiva.

En concreto, el Mando de Operaciones (MOPS), a través del Mando Operativo Marítimo (MOM) y del Mando Operativo Terrestre (MOT), así como de la fragata ‘Álvaro de Bazán’, desarrollarán estas operaciones de vigilancia y disuasión reforzadas, según ha informado el Estado Mayor de la Defensa y el Mando de Canarias.

En relación con ello, el jefe del Mando de Canarias, el teniente general Julio Salom Herrera, es también jefe del Mando Operativo Terrestre (MOT), por lo que lidera desde el archipiélago estas operaciones.

Por su parte, el Mando Operativo Marítimo (MOM) contará con la participación de diversas unidades, entre las que se encuentran los patrulleros ‘Vigía’, ‘Medas’ e ‘Isla de León’, además de la Unidad de Defensa de Artillería de Costa (UDACTA) y aviones de patrulla marítima D4 en aguas de interés nacional.

En cuanto a la materialización de la presencia activa, el Mando Operativo Terrestre (MOT) reforzará las actividades de presencia, vigilancia y disuasión en las ciudades autónomas. Además, el BHELMA del Mando de Canarias, que en estas fechas está realizando vuelos de entrenamiento con unidades de la Legión, Artillería e Ingenieros, refuerza esta presencia activa en su área de responsabilidad.

Por su parte, la fragata F-101 ‘Álvaro de Bazán’ se une a esta vigilancia reforzada, por el estrecho de Dinamarca, aprovechando su integración como parte de la Agrupación Marítima Permanente de la OTAN nº1 (SNMG 1) en la Operación ‘Atlantic Shield’.

Señalan que el objetivo de esta acción se centra en incrementar la intensidad de la vigilancia a través del refuerzo de la presencia naval y aérea en la zona dentro de las Operaciones de Presencia, Vigilancia y Disuasión (OPVD) para aumentar la seguridad y disuasión coincidiendo con dicho evento internacional.

En este sentido, se resalta que dichas unidades tendrán un "papel fundamental" en la vigilancia y el control de la actividad marítima y terrestre desarrollando una vigilancia continua y una presencia disuasoria efectiva durante estos días en los que se celebra en Washington la Cumbre de la OTAN.

Las Operaciones de Presencia, Vigilancia y Disuasión se basan en supervisar el tráfico marítimo, identificar y evaluar posibles riesgos, así como actuar de manera preventiva para garantizar la seguridad de la zona. Estas medidas, indican, reafirman el compromiso de España con la seguridad y la cooperación internacional, trabajando en estrecha colaboración con aliados y socios durante esta reunión de la OTAN.

Las Operaciones de Presencia, Vigilancia y Disuasión son una herramienta "eficaz para mantener una vigilancia" de los espacios de soberanía nacional que permita detectar anticipadamente amenazas y facilitar una respuesta "inmediata y viable" ante una potencial crisis.

Los Mandos Operativos Terrestre (MOT), Marítimo (MOM), Aéreo (MOA) Espacial (MOESPA) y Ciberespacial (MOC) conforman la estructura de Mandos Permanentes. Así diariamente hay unos 3.000 efectivos de las Fuerzas Armadas involucrados en este tipo de operaciones bajo control operativo del Mando de Operaciones.

Contador

Leer más acerca de: