El Cabildo abre una oferta pública para comprar o alquilar un edificio que acoja a los usuarios del Febles Campos

Alonso, con Juana María Reyes
EUROPA PRESS
Publicado 17/01/2019 17:31:21CET

El presidente, Carlos Alonso, defiende a los técnicos del IASS y la "transparencia" del proceso que sitúa a los mayores como "prioridad"

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Cabildo de Tenerife va a abrir un proceso de oferta pública para comprar o alquilar un edificio que permita acoger a los usuarios del centro de Febles Campos, que se va a demoler, si bien ha pedido a la familia Plasencia que mantenga viva la oferta de venta de 23,1 millones por el inmueble de Cabo Llanos --que está dispuesta a retirar--.

La propuesta se va a presentar mañana en el Consejo de Administración del IASS y comprende que el edificio esté ubicado en el área metropolitana, tenga capacidad para albergar a 221 dependientes, tenga uso sociosanitario en el planeamiento y esté construido o con capacidad de adaptación por un plazo máximo de diez meses.

El presidente del Cabildo, Carlos Alonso, ha defendido la "máxima transparencia" de la corporación en este proceso y ha dicho que se ha optado por la oferta pública "como respuesta a la controversia"
planteada en las últimas semanas.

Alonso ha insistido en que su prioridad "no es Plasencia, sino los mayores" y ha defendido que la opción de lanzar este 'concurso restringido' "no es reconocimiento de nada" sino una manera de ·reforzar" el porceso.

Ha destacado el trabajo de los técnicos del IASS, que "son muy competentes" y están "fuera de toda duda", insistiendo en que el edificio de Plasencia "es una buena solución" y que "no tiene sentido" que finalmente no se compre el inmueble --si no se obtiene una alternativa mejor-- "porque es de Plasencia".

"No me arrepiento de ninguna de las decisiones, la prioridad no somos nosotros ni la imagen política, sino los mayores", ha comentado, sin ocultar que Antonio Plasencia tiene un "pasado muy oscuro", aunque técnicamente es accionista de la sociedad titular del edificio.

"Lo ético es dar una solución a los mayores y hasta el infierno iríamos para dar con la solución", ha explicado.

Cuestionado por la tasación de la operación, ha señalado que el Cabildo contrata muchas a empresas externas, caso de Tinsa, y ha apuntado que si finalmente no se logra un edificio, en compra o alquiler, el área metropolitana congelará las plazas sociosanitarias durante nueve años.

ESPERA UN ACUERDO CON EL PSOE

Sobre las diferencias políticas con su socio de gobierno (PSOE), ha comentado que la "prioridad" de CC son "los mayores" por lo que espera que se llegue a un acuerdo, pero entiende que los socialistas tendrá que "explicar" su posición.

En su comparecencia ante los medios de comunicación ha defendido en todo momento la "claridad y transparencia" de un proceso que aún se encuentra en una fase inicial y de la que los grupos de la corporación tenían los informes y conocían al titular del inmueble que se pretende comprar, y solo Podemos se abstuvo.

Ha recordado que el Cabildo empezó a trabajar en la búsqueda de un nuevo edificio desde otoño de 2016, cuando se aprobó el plan de infraestructuras sociosanitarias y se incorporó al MEDI de la corporación.

A partir de ahí, se inició un proceso "riguroso" de búsqueda de edificios e incluso se contactó con una inmobiliaria que "desistió" del contrato porque no había inmuebles en Santa Cruz de Tenerife para albergar a 270 dependientes.

Alonso ha detallado que, por ejemplo, se descartó la clínica Capote porque solo tenía capacidad para 100 plazas y una inversión muy elevada para adaptar el edificio, algunos hoteles --incluido uno de Plasencia" porque los pasillos son muy estrechos, propiedades del Obispado o incluso una residencia de mayores en Ifara, pues no hubo acuerdo con el precio y además había que subrogar a la plantilla.