Canarias, entre las comunidades con mayor abandono escolar

Actualizado 19/06/2013 12:29:29 CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 19 Jun. (EUROPA PRESS) -

La tasa de abandono escolar en Canarias se situó en el 28,3 por ciento en 2012, lo que coloca al archipiélago en la cuarta comunidad autónoma con mayor abandono educativo, según datos del Avance del Mercado Laboral de AML Afi-Asempleo.

Lidera el ranking Extremadura, con el 32,2 por ciento de abandono escolar, seguida de Baleares (30,1%), Andalucía (28,8%) y Canarias (28,3%), todas ellas muy por encima de la media del país (24,9%). En el extremo opuesto se sitúan País Vasco (11,5%), Navarra (13,3%), Cantabria (14%) y Asturias (19,4%).

Todas las regiones han reducido su tasa de abandono escolar desde 2007 (año del inicio de la crisis laboral). Destaca el caso de Baleares (-13%), seguida de Murcia (-11,9%) y Cantabria (-11,3%), todas ellas muy por encima de la caída para la media nacional (-6,1%). Las que menos han reducido su tasa de abandono educativo son Galicia (-0,8%), Castilla y León (-2%) y Extremadura (-2,1%).

La estrecha relación entre la tasa de abandono educativo temprano y la tasa de paro juvenil también es evidente en comparativa europea. La media para la UE se sitúa en el 13,5 por ciento en 2011 (último dato disponible para la UE). España (26,5%), Portugal (23,2%) e Italia (18,2%) son los países que presentan las tasas de abandono educativo y tasas de paro más altas de la Unión Europea.

El caso de Malta es particular, pues aunque poseía la tasa de abandono educativo temprano más elevada de todo el territorio europeo (33,5% en 2011), la tasa de paro de los jóvenes, en cambio, era de apenas un 14,1 por ciento. En el lado contrario se sitúan Suiza (6,3%), Suecia (6,6%), Austria (8,3%) y Holanda (9,1%), pues registraron las más bajas combinaciones de dichas tasas de toda la Unión.

Si se atiende a las variaciones que han tenido lugar desde el inicio de la crisis, se observa que España (-4,5%) y Portugal (-13,7%), dos de las economías cuyos mercados laborales están viéndose más afectados por la crisis, son los países en los que más se ha reducido el número de jóvenes que ha abandonado tempranamente sus estudios.

No obstante, ambos países ya partían de niveles de abandono educativo temprano muy superiores a la media europea (31,0% y 36,9% en 2007, respectivamente, frente al 15,1% de la UE), una disminución que, hasta la fecha, no ha logrado contener el crecimiento de la tasa de desempleo joven y, mucho menos, en el caso de aquellos que poseen un bajo nivel educativo (que, en media, es 1,3 veces superior a la del conjunto de los jóvenes).

En Irlanda y Grecia, países que han recibido ayuda financiera de la UE y que también poseen unas altas tasas de desempleo juvenil, poseen, sin embargo, una tasa de abandono educativo temprano muy similar a la de la media europea, por lo que su solución requerirá, probablemente de otro tipo de medidas que no sean las de dar continuidad a la formación-educación de la mano de obra más joven.

CAÍDAS DE LA OCUPACIÓN

El buen registro de afiliación de mayo da continuidad a la recuperación del empleo de abril y permite anticipar un aumento de la ocupación en el segundo trimestre de 2013 entre el observado en el mismo trimestre de 2010 y 2011, del orden de 100.000 personas.

El indicador AML Afi-Asempleo experimenta, por primera vez desde el inicio de la segunda fase recesiva del mercado laboral, una caída interanual inferior al 4 por ciento, pudiendo alcanzar tasas de caída cercanas al 3,5 por ciento hasta agosto, situando el agregado total de ocupados sen los 16,76 millones de ocupados.

El mes de mayo se convierte en el mejor desde el inicio de la crisis, y prácticamente de toda la serie histórica, en lo que se refiere a los registros laborales. El paro registrado disminuyó en 98.265 personas respecto del mes anterior, mientras que la afiliación se incrementó en 134.660 personas. Descontado el efecto estacional, el resultado sigue siendo positivo (265 parados menos y 5.600 afiliados más).

El número de contratos aumentó un 2,9 por ciento respecto al mismo mes del año anterior (5,3% si se descontase el efecto de la regularización de personal doméstico que tuvo lugar el año anterior). Lo hace por la vía de la contratación temporal, ya que la indefinida sigue descendiendo fuertemente, tanto a tiempo completo como a tiempo parcial (25,9% y 22,1% interanual, respectivamente).

En este sentido, Asempleo destacó que el 92,5 por ciento de los contratos realizados durante el mes de mayo fueron de carácter temporal. En su opinión, las Empresas de Trabajo Temporal deberían tener un papel mucho más activo y participativo en la gestión de este tipo de contratos, y cree conveniente fomentar la gestión del empleo temporal a través de ETT porque "han demostrado que a mayor tasa de penetración de estas empresas, menores tasas de paro y temporalidad".

NIVEL FORMATIVO

En el primer trimestre de 2013, la probabilidad de perder un empleo indefinido se redujo a medida que aumentó el nivel formativo del empleado. Ésta se situó en el 1,2 por ciento para los que tienen un nivel formativo alto, un 2,1 por ciento para los que tienen un nivel formativo medio, y un 2 por ciento para los ocupados con baja cualificación.

La probabilidad de encontrar un empleo estando en paro es prácticamente el doble para los desempleados altamente cualificados (13,3%), que para los que no tienen cualificación (7,1%), mientras que para los que cuentan con un nivel formativo medio, la probabilidad de encontrar un empleo es del 10,2 por ciento.

Para Asempleo, "las Empresas de Trabajo Temporal, que ahora también pueden operar como Agencias de Colocación, son el único sector que está obligado por Ley a invertir un 1,25% de su masa salarial en la formación de sus trabajadores, y además son expertos en el ámbito de los recursos humanos, y se constituyen como el aliado natural de los servicios públicos de empleo para ayudar a paliar el drama del desempleo en nuestro país".