Canarias insta al Gobierno central a transferir cantidades 'atrasadas' y retiene 170 millones de las cuentas de 2019

Publicado 14/08/2019 17:00:49CET
El vicepresidente y consejero de Hacienda,  Presupuestos y Asuntos Europeos del Ejecutivo autónomo, Román Rodríguez, en Consejo de Gobierno
El vicepresidente y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos del Ejecutivo autónomo, Román Rodríguez, en Consejo de GobiernoGOBIERNO DE CANARIAS

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 14 Ago. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente y consejero de Hacienda del Gobierno de Canarias, Román Rodríguez, ha fijado en 170 millones de euros las retenciones que, por el momento, se han decidido aplicar en los presupuestos autonómicos de 2019 para poder pagar las nóminas del personal tanto de educación como de sanidad, tras las normas de reducción de jornadas en ambas áreas aprobadas por Coalición Canaria antes de dejar el Ejecutivo regional "compremetiendo el presupuesto".

Esta "herencia envenenada", como la ha calificado Rodríguez en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, ha implicado que la semana anterior el Ejecutivo autonómico aprobara una retención de crédito de 140 millones de euros, a los que se suman los 30 millones de euros de retención de crédito a los que se le ha dado el visto bueno este miércoles y que se sacarán de los capítulos IV, VI y VII de los presupuestos (relacionados con transferencias corrientes, entre otros).

De este modo, apuntó que se desvían créditos como el que el anterior equipo de gobierno regional tenía previsto para las obras del puerto de Agaete (Gran Canaria) para pagar fundamentalmente las nóminas del personal tanto de sanidad como de educación.

Rodríguez matizó que en sanidad y educación las desviaciones presupuestarias son "casi naturales", si bien en el caso de educación se ha decidido que la desviación debe estar sobre los 70 millones de euros, mientras que en sanidad estaba prevista en unos 118 millones de euros y se ha rebajado hasta los 108 millones de euros. Los capítulos de personal de ambas áreas alcanzan casi los 3.000 millones de euros de gasto entre los dos.

RECUPERAR DINERO DEL ESTADO PARA NO TENER QUE RETENER MÁS

Por otro lado, Rodríguez expuso que ante la previsión de 482 millones de euros de ingresos que recoge el presupuesto, el Gobierno de Canarias va a instar al Ejecutivo central en funciones, que lidera Pedro Sánchez, a que transfiera cantidades que deberían haber llegado al archipiélago y aún no lo han hecho, ya que de no conseguir este dinero, estarían obligados a hacer más retenciones.

Así, entre las instancias que el Ejecutivo canario ha acordado a realizar al Gobierno de Sánchez se encuentran 223 millones de euros de cantidades a cuenta por financiación autonómica, que admitió "aliviarían los ingresos" de la comunidad.

Agregó que también van a reclamar 150 millones de euros de los fondos europeos que, primeramente Canarias ha adelantado y para recibirlo tiene que certificarlos; así como 49 millones de euros del Fondo de Compensación Interterritorial.

Otra cantidad que reclamarán al Estado será de 41,6 millones de euros, que es de la adenda del convenio de carreteras 2006/2017, así como instará al Ministerio de Fomento y de Hacienda para que liquide con Canarias una parte de la sentencia del Tribunal Supremo de la deuda de aproximadamente 500 millones de euros que el Estado tiene con el archipiélago por los incumplimientos del convenio de carreteras durante la época de crisis.

En concreto, Canarias pide la liquidación de al menos 144 millones de euros de dicha adenda, así como que esta cantidad no compute en la regla de gastos.

Estas decisiones, explicó Rodríguez, están basadas en el análisis del actual presupuesto de 2019 que ha heredado el nuevo Gobierno de Canarias y en el que existe un "evidente desequilibrio", y sobre el que tanto Hacienda como la AiRef han hecho advertencias, ya que de seguir en la línea se alcanzaría un "déficit excesivo" que cifró en -0,64 por ciento, y el gasto estaría en un 5,76 por ciento, cuando está fijado en un 5,70 por ciento.

Rodríguez ha señalado que si bien hay desviaciones realizadas por el anterior gobierno que se "pueden comprender", hay otras que consideró son "demagógicas".

Contador