CC saca adelante los últimos presupuestos de la legislatura con el rechazo del PSOE, Podemos y NC

Rosa Dávila, portavoz y consejera de Hacienda del Gobierno de Canarias
CEDIDA - Archivo
Publicado 19/12/2018 20:21:11CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Nacionalista Canario, con el apoyo del Partido Popular y Agrupación Socialista Gomera, ha sacado adelante hoy miércoles los presupuestos de 2019, que crecen un 6,8 por ciento hasta alcanzar los 8.799 millones de euros, una cifra que los convierten en los más altos de la historia de la autonomía de Canarias.

El Partido Socialista, Nueva Canarias y Podemos han mostrado su rechazo porque consideran que estas cuentas llevan a las islas "a la ruina", reinciden en políticas "caducas" y "cronifican" la pobreza, mientras que CC, PP y ASG las han respaldado por "responsabilidad".

La consejera de Hacienda, Rosa Dávila, agradeció a los dos grupos que han apoyado los presupuestos, un apoyo que, resaltó, es resultado de la "firme" voluntad del diálogo y de trabajar en favor de unas cuentas que darán lugar a un "escenario de oportunidades" para los canarios. Añadió que la aprobación de estas cuentas es un "ejercicio de responsabilidad" que permitirá dar estabilidad a Canarias en un escenario de incertidumbre tanto en España como en el contexto europeo. Indicó, además, que espera que a estos presupuestos se puedan sumar el superávit de la Comunidad Autónoma y también las partidas de los convenios pendientes y de los Presupuestos Generales del Estado de 2018 y 2019.

Desde las filas de Nueva Canarias, Román Rodríguez expresó su "más rotundo" rechazo a los presupuestos del "tripartito conservador" de CC, PP y ASG, entre otras razones, porque se detraen 149 millones para gasto social y porque dejan a Canarias "más empobrecida" por las "injustas" políticas fiscales del Ejecutivo canario, que detraen 275 millones de euros al gasto social público.

Román Rodríguez aseguró que la "mala política" del Gobierno de CC, con el apoyo del PP y ASG, llevan a Canarias "a la ruina" y añadió que el "único consuelo" que le queda es que la ciudadanía pueda revertir esta situación en las elecciones de mayo.

El líder de NC deseó que éste sea el último presupuesto del "ciclo político" de CC y confía en que tras los próximos comicios se puedan producir en Canarias nuevas mayorías que apuesten por una economía productiva y sostenible, por una sociedad más justa que genere igualdad y que atienda todas las necesidades, especialmente de las personas que más lo necesitan.

La diputada de Podemos Concepción Monzón indicó que estos presupuestos reinciden en las mismas políticas "caducas" y resultan "incapaces" de resolver los problemas de Canarias. Apuntó que las cuentas regionales se tienen que traducir en políticas que incidan en la vida de la ciudadanía, pero éstos "vuelven a no resolver los principales problemas de la gente" y carecen de "nuevos retos" para poner a Canarias "en rankings políticos y sociales más altos".

A su vez, censuró que los presupuestos de CC son "incapaces" de distribuir la riqueza en el archipiélago para acabar con las situaciones de pobreza y exclusión social, y ahondan en políticas "clientelares".

En el turno del Grupo Socialista, Iñaki Lavandera afirmó que los presupuestos del "tripartito" de CC, PP y ASG dan lugar a un proyecto político que "cronifica la pobreza, institucionaliza la desigualad, se satisface de contar con las listas de espera sanitarias más altas del Estado, da lugar a un sistema educativo precario y antepone el insularismo a la cohesión social y territorial del archipiélago".

Dos años después de la salida del PSOE del Gobierno, Lavandera se preguntó qué ha aportado ASG al proyecto político de Clavijo, más que "resucitar la peor versión del insularismo insolidario, un virus siempre latente en la política canaria", o el PP, que "sólo ha aportado desigualdad, la renuncia a un pueblo solidario entre sí y la apuesta por un estado del bienestar precario, donde sea el bolsillo de cada uno el que decida el poder tener una vida digna".

Pero "más lamentable" consideró al Gobierno de CC y su apuesta por una Canarias "insularista, insolidaria y clientelar"; marcada por el "despotismo arrogante" del presidente Clavijo, y que "resta recursos a las servicios públicos esenciales, poniendo la política fiscal al servicio de quien más tiene y poniendo en marcha un fondo de asfalto, plazas y farolas". Pese a todo, el diputado socialista aseguró que el Gobierno de Clavijo "tiene fecha de caducidad", pues faltan "menos de seis meses" para que Canarias tenga "el cambio que necesita", apostilló.

"EXCESO DE ELECTORALISMO".

Por el Grupo Mixto, Casimiro Curbelo quiso dejar claro que Agrupación Socialista Gomera apoya el presupuesto "con responsabilidad" porque quiere una Canarias "equilibrada para todos los canarios, vivan donde vivan". Curbelo denunció que se utilicen las cuentas regionales para sacar a relucir los pleitos insulares y que algunos dirigentes aprovechen cada año para criticar que se invierta de manera desproporcionada en islas como El Hierro, La Gomera o La Palma, en contra de los intereses de las dos islas más pobladas.

Curbelo indicó que el presupuesto regional es la ley "más importante y directa" que emana del Parlamento y no sólo un conjunto de partidas y capítulos, sino actuaciones "reales" que afectan a los más de dos millones de canarios. También incidió en que ASG no pretende "destruir, sino construir" dentro y fuera de La Gomera, y se quejó de cómo algunos partidos, en alusión al Partido Socialista, utilizan el concepto de justicia social y equidad a la hora de hablar de la distribución de los recursos.

En este sentido, Curbelo advirtió que, en democracia, "el número da el poder pero no la razón" y avisó de que el "exceso de electoralismo" se puede convertir en una "enfermedad política" y en una "obsesión" por conseguir votos allí donde no se tienen. Al mismo tiempo, hizo hincapié en que no se puede gobernar "con el criterio de la caja registradora" y se sintió avergonzado de que sea un partido de la izquierda quien esté "atacando" el concepto de solidaridad con las islas más desfavorecidas, utilizando un discurso "falso" y de "conveniencia".

Al igual que Curbelo, el diputado José Estalella aclaró que el PP también apoya el presupuesto por responsabilidad y no por "hipotecas políticas" o "mandatos de instancias superiores". Asimismo, puso en valor la "fortuna" que tiene Canarias de poder contar con un presupuesto, sobre todo ante el marco político actual, con un Gobierno del Estado "sin plan, sin presupuesto y desacreditado" y una Unión Europea que vive pendiente de los efectos del 'brexit'.

José Estalella añadió que las cuentas autonómicas permiten atender las necesidades de las personas más desfavorecidas y subrayó que el apoyo del PP se basa en tres premisas: la bajada de impuestos, que el incremento presupuestario se destine fundamentalmente a los servicios públicos, y el control del gasto corriente; un respaldo que también se apoya en la certidumbre, la fiscalidad y la estabilidad de los presupuestos.

José Miguel Ruano, de CC, coincidió en que la aprobación de estos presupuestos es un ejercicio de responsabilidad en un marco de inestabilidad política a nivel nacional e internacional; por ello, agradeció al PP y ASG su contribución y también a los demás grupos, a pesar de las diferencias. José Miguel Ruano subrayó que, a menos de seis meses de las elecciones, su partido está en condiciones de decir que Canarias acaba una legislatura "tremendamente productiva" y que los canarios se beneficiarán de un "buen presupuesto", los "mejores" de la autonomía.

Además, quiso dejar claro que el objetivo de CC-PNC es seguir "liderando" Canarias, para lo que requerirán de acuerdos con otros partidos, y se sintió satisfecho de que el trabajo realizado en este "escaso" tiempo haya permitido mejorar un proyecto que, dijo, ya era "bueno" cuando entró en la Cámara y que significa un "halo de esperanza para seguir creciendo", para lo que espera que Canarias pueda tener un escenario que le permite seguir desarrollándose.