Publicado 22/04/2016 11:23CET

Cinco detenidos por formar un grupo dedicado a robar objetos en comercios de Gran Canaria

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 22 Abr. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional han detenido a cinco personas que formaban un grupo dedicado a realizar hurtos en centros comerciales de Gran Canaria para luego vender los artículos sustraídos en tiendas de segunda mano.

La Jefatura Superior de Policía de Canarias explicó en un comunicado que los detenidos son un hombre de 39 años y cuatro mujeres de 19, 22, 46 y 61 años.

Los hechos se desencadenaron tras llamada al 091 de los responsables de seguridad de un establecimiento, comunicando que tenían retenidas a dos mujeres.

En este sentido, las mismas fueron reconocidas como las autoras del hurto de dos móviles de alta gama días antes, y cuyo valor de mercado ascendía a más de 1.500 euros.

Las gestiones policiales determinaron que las detenidas formaban parte de un grupo organizado dedicado a los hurtos en establecimientos comerciales. Además de las arrestadas, pudieron ser identificados los restantes miembros de la organización, compuesta por otras dos mujeres y un hombre.

MODUS OPERANDI

Respecto al 'modus operandi', las cuatro mujeres acudían a comercios situados en centros comerciales de la isla. Dos de ellas introducían objetos en bolsos preparados para eludir los sistemas de seguridad del establecimiento.

Dicho bolso era posteriormente entregado a las otras dos mujeres del grupo, que abandonaban el local con los artículos sin abonar su importe. Posteriormente el hombre, con la ayuda de una de las mujeres, vendía los objetos sustraídos en comercios de objetos de segunda mano.

Con todo, la investigación policial concluyó que este grupo habría actuado de forma coordinada para sustraer objetos en establecimientos ubicados en centros comerciales de Telde y zona alta de Las Palmas de Gran Canaria.

Por todo ello, se procedió a la detención de todos los integrantes del grupo como presuntos autores de varios delitos de hurto.

Fruto de las gestiones policiales se han podido recuperar hasta el momento once consolas de videojuegos y cinco teléfonos móviles de alta gama. Estos efectos fueron vendidos en diferentes tiendas de compraventa de artículos de segunda mano.

La investigación continúa abierta y no se descarta la recuperación de más objetos sustraídos, mientras que instruido el correspondiente atestado policial, fue remitido a la Autoridad Judicial competente.