Clavijo dice que el presupuesto "es del Gobierno de Canarias, no del PSOE" y que recoge un 80% de lo pedido por ellos

El presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo
GOBIERNO DE CANARIAS
Actualizado 02/11/2017 10:38:50 CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Ejecutivo canario, Fernando Clavijo, ha señalado este jueves que el presupuesto autonómico --que se encuentra en trámite parlamentario-- "es del Gobierno de Canarias, no del PSOE", al tiempo que subrayó que recoge un 80 por ciento de lo que ellos solicitaron por escrito.

"Está claro que el presupuesto es del Gobierno de Canarias, no del PSOE, por lo tanto, tiene que haber algún que otro matiz; no me cabe la menor duda de que lo que ellos solicitaron y pidieron ha sido ampliamente recogido en los presupuestos y todavía queda el trámite parlamentario", apostilló en declaraciones a los medios tras ser cuestionado por las críticas vertidas desde el partido socialista al borrador de las cuentas regionales por considerar que no se invierte en políticas para luchar contra la pobreza en las islas.

Así, expuso que está previsto destinar 99,5 millones de euros a políticas sociales, siendo este el "incremento más grande de toda la historia" de la comunidad autónoma a éste ámbito. Clavijo recordó que se prevén 231 millones para sanidad, 104 millones para educación, añadiendo que se responde "casi al 80 por ciento --de la petición que el PSOE hizo por escrito--" de todo lo que solicitaron.

Por otro lado, el presidente canario también defendió que el presupuesto debe verse de forma conjunta, "con casi 1.000 millones de euros más, con una inyección de 440 millones de euros a los servicios públicos básicos esenciales, con un incremento de la inversión productiva del 45 por ciento (318,2 millones de euros), con partidas concretas para luchar contra el fraude fiscal y la economía sumergida".

Así, agregó, que si las cuentas se diseccionan "en partes inconexas, como por ejemplo de una película, ves solo una escena", que matizó "no obedece ni a la realidad ni al más mínimo rigor económico".