Actualizado 27/07/2007 22:23 CET

La deuda del sector público de Canarias es la sexta más abultada de todo el Estado

Santa Cruz de Tenerife, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

La deuda del sector público de Canarias es la sexta más abultada del total autonómico. El compromiso de la reestructuración de las empresas públicas fue uno de los grandes fracasos del Gobierno regional de Adán Martín. Desde 2003 a 2007, el endeudamiento se redujo a la mitad al pasar de los 411 millones de euros a los 210 millones de euros anuales pero se mantienen las mismas 22 empresas públicas e incrementó ligeramente el número de empleados. Los 210 millones de euros suponen el 2,3 por ciento del total de la deuda de las empresas públicas de las 17 autonomías, que se sitúa en 9.065 millones de euros.

Estos datos quedan reflejados en el informe de la empresa líder en consultoría del sector público español, Consultores de las Administraciones Públicas, y en el anual del Consejo Económico y Social (CES) de Canarias.

Según el estudio de la consultora sobre la deuda de las administraciones públicas españolas a marzo de 2007, el endeudamiento de las empresas públicas de las comunidades autónomas aumentó, en relación al mismo mes de 2006, en 549 millones de euros, situándose la deuda total en 9.065 millones de euros.

En este periodo interanual, la deuda del sector público de Canarias creció de 192 millones de euros a 210 millones de euros. Este aumento de 18 millones de euros, en términos relativos, es un 9,4 por ciento, el décimo más elevado de las autonomías aunque muy lejos de Baleares, donde la deuda subió un 530 por ciento, la Rioja con un 209 por ciento y Madrid con un 88,5 por ciento.

Sin embargo, los 210 millones de euros suponen el 2,3 por ciento del endeudamiento total de las 17 comunidades autónomas, es decir, el sexto más elevado del global autonómico. Este ranking está encabezado por Cataluña, cuyo sector público en marzo de 2007 tenía una deuda de 4.284 millones de euros (47,2 por ciento del total). Le sigue la Comunidad Autónoma de Valencia (1.657 millones de euros), Madrid (920 millones de euros), Castilla La Mancha (703 millones de euros) y Baleares (315 millones de euros), en quinta posición.

Navarra y Extremadura fueron las dos únicas regiones que lograron controlar y rebajar la deuda en el último año. Navarra redujo el endeudamiento en cinco millones de euros, quedándose con una deuda de 167 millones de euros, en marzo de este año. La deuda total de Extremadura es de cinco millones de euros, ahorró dos millones de euros, con respecto a marzo de 2006.

El septiembre de 2003, el consejero de Economía y Hacienda del Gobierno de Canarias, José Carlos Mauricio, recién estrenada la VI legislatura, anunció la puesta en marcha de un plan de reestructuración del sector público. El objetivo era terminar con el descontrolado endeudamiento de las 22 empresas públicas del Ejecutivo canario.

Cuatro años después y según los datos de la consultora, el endeudamiento se ha reducido a la mitad. Sin embargo, según el CES, el número de empresas existentes es el mismo, 22, pero ha aumentado ligeramente el volumen de empleados, cuya cifra total es de 3.740 personas.

La sociedad con mayor presupuesto de explotación es Viviendas Sociales e Infraestructuras de Canarias (Visocan) seguida de Transportes Interurbanos de Tenerife (Titsa), cuyo traspaso al Cabildo de Tenerife ya se ha completado, y Gestión de Servicios para la Salud y Seguridad en Canarias (GSC).

En el último año, la sociedad que experimentó un mayor aumento en su presupuesto de explotación fue Visocan, un 64,6 por ciento (140,1 millones de euros totales). También figuran con crecimientos destacados, Cartografía de Canarias (Grafcan), 12,1 millones de euros de presupuesto, que supone un aumento del 47,2 por ciento; y Gestión Urbanística de Las Palmas (Gestur Las Palmas), con un crecimiento del 43,5 por ciento (30,8 millones de euros).

Con el traspaso de Titsa, que cuenta con 1.680 empleados, el sector público reduce considerablemente el personal de las sociedades pero aún quedan entidades como Gesplan, que tiene 385 trabajadores y Mercocanarias con 365 empleados.

Sólo seis sociedades se espera que tengan resultados positivos sin necesidad de recibir subvenciones. Se trata de Gestur Tenerife (3,8 millones de euros), Gestur Las Palmas (2,2 millones de euros), Gestión Recaudatoria de Canarias (Grecasa) con 1,6 millones de euros; Sociedad para el Desarrollo Económico (Sodecan) con 500.000 euros; Gesplan y Visocan.