28 de marzo de 2020
 
Publicado 12/12/2019 10:48:55CET

Educanepal lanza una campaña para ofrecer desayunos a niños en el país asiático

Niños tomando gofio con agua en Nepal
Niños tomando gofio con agua en Nepal - EDUCANEPAL - Archivo

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

La ONG canaria Educanepal ha lanzado la campaña 'Por un cacharro de gofio y agua' con el objetivo de poder ofrecer desayunos a los menores que tienen escolarizados en el país asiático.

El fundador de Educanepal, José Díaz, ha indicado que esta iniciativa ya se puso en marcha el año pasado en algunos centros y con ello se ha logrado duplicar el número de niños escolarizados, llegando a cerca de 3.000 en las 20 aldeas en las que trabaja la ONG.

"Niños que iban al colegio sin haber comido nada y luego desaparecían en el recreo para volver a sus casas con la esperanza de que sus padres hubieran regresado ya de los campos de cultivo para poderles preparar algo de comer", ha indicado Díaz.

Ha querido recordar que sin los materiales escolares que reparten, sin el desayuno o sin las visitas mensuales que hacen a cada aldea "sería muy difícil conseguir el objetivo: que los niños no deban abandonar sus aldeas y familias por pobreza o sean engatusados por mafias que se aprovechan de la precariedad y de la ingenuidad de los padres".

José Díaz ha añadido que el objetivo de esta campaña es poder ofrecer este desayuno en todos los centros de Educanepal: "Para ello, necesitamos la ayuda de todos los canarios, necesitamos socios y padrinos que nos ayuden a seguir cubriendo las necesidades básicas de los más pequeños y de sus familias en Nepal".

Quienes estén interesados, pueden hacerse socios por 10 euros al mes en la siguiente dirección web: http://educanepal.org/como-colaborar/

Educanepal lleva 19 años intentando prevenir el tráfico y explotación laboral de niños en Nepal. José Díaz fundó esta organización sin ánimo de lucro tras pasar dos años como voluntario al sur de Katmandú, capital del país.

"Ayudar es acción. Así comenzó todo. Vi a unos niños picando piedras y quise llevarlos a la escuela. Conocí a niñas que habían sido vendidas por 30 euros y me puse manos a la obra para que no se traficara con más niñas en las aldeas de Makwanpur, el distrito donde paso seis meses al año en Nepal", ha recordado el fundador de Educanepal.

Y ha destacado la labor que hacen los voluntarios de la ONG tanto en Canarias como en algunos puntos de la Península para conseguir los fondos necesarios para mantener todos sus proyectos en Nepal, proyectos que van desde los desayunos escolares, hasta la escolarización de los más pequeños para evitar el tráfico sexual y laboral, pasando por proyectos de empoderamiento de la mujer y programas sanitarios.