Feboda reúne a más de 5.000 personas en Tenerife

Feboda
CEDIDA
Publicado 08/10/2018 17:49:51CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 8 Oct. (EUROPA PRESS) -

La feria dedicada a la organización de bodas y celebraciones, Feboda, cerré este fin de semana sus puertas en el Recinto Ferial de Santa Cruz con éxito de participantes y afluencia del público, con casi 5.000 personas.

El vicepresidente socioecómico del Cabildo, Efraín Medina, explicó en una nota que cada año se reconoce la labor y el esfuerzo de los participantes.

Asimismo, hizo hincapié en la "extraordinaria acogida de este encuentro entre los propios participantes y el público en general".

Medina destacó que los empresarios han encontrado "una oportunidad única" de llegar hasta su público objetivo para dar a conocer los servicios y productos que ofrecen, a la par que favorecer sinergias entre el empresariado participante.

"La fidelidad de las firmas que acuden nos demuestran que es un acierto este tipo de eventos y en esta línea vamos a seguir trabajando desde el Recinto Ferial", añadió el vicepresidente socioeconómico.

Desde la organización se estima que más del 80% de los visitantes han salido de la feria con algún producto o servicio ya contratado.

Las personas que han visitado este espacio no solo han podido encontrar empresas especializadas en organizar íntegramente esa día tan especial, sino que han podido elegir cada ingrediente por separado para preparar el enlace matrimonial.

PREMIO MEJOR STAND

Cada edición de Feboda, la Institución Ferial de Tenerife hace entrega del premio al mejor stand, que este año ha recaído en Rómulo Leal, valorando así el diseño, la distribución, los materiales utilizados y la calidad del acabado final.

Según el propio premiado, "el stand está inspirado en un acogedor bosque de cerezos en flor, donde se encuentra una elegante mesa de cristal".

En este predominaba el color oro y una gran variedad de flores silvestres, flores de mundo, rosas david austin, astilbe, delphinium, entre otras, que decoraban el camino de mesa que caía hacia los dos extremos a modo de cascada, con tonos rosa empolvado, blanco y verde.

Contador