Publicado 10/06/2020 11:04:25 +02:00CET

La Fundación Canaria Juana Reyes celebra la respuesta de Sanidad en materia de salud mental

Isabel Aguilar, experta en Derecho y Gestión Sanitaria
Isabel Aguilar, experta en Derecho y Gestión Sanitaria - CEDIDO POR FUNDACIÓN JUANA REYES

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Fundación Canaria Juana Reyes ha celebrado la respuesta del Ministerio de Sanidad ante las consecuencias que puede conllevar el confinamiento por la pandemia del coronavirus en materia de salud mental.

Así lo ha informado la entidad que trabaja por la mejora de la calidad de vida en personas con trastornos mentales y en sensibilizar en su cuidado en un comunicado en el que recuerda que hace un mes solicitó información sobre las medidas adoptadas en este campo.

En concreto, se refirió a las iniciativas para los profesionales que han tenido contacto con personas afectadas por el virus; Familiares de víctimas de enfermos o fallecidos; las personas que han presentado cuadros de ansiedad, angustia provocados por la incertidumbre socioeconómica; o las personas con padecimiento de trastornos mentales previos y población en general.

Al respecto, la experta en Derecho y Gestión Sanitaria y presidenta de la Fundación, Isabel Aguilar, ha visto con buenos ojos que Sanidad haya habilitado una plataforma de atención psicológica a los profesionales sanitarios mediante teléfono, videoconferencia y con seguimiento on-line, todo ello con el soporte de la Fundación Galatea.

El objetivo de esta iniciativa es minimizar el impacto de tensión emocional provocado por la pandemia de COVID-19. "Desde que se pusiera en marcha el pasado 3 de abril y hasta el 3 de mayo ya había atendido a más de 300 profesionales", apuntó.

Además, Aguilar destacó que el Ministerio, en colaboración el Consejo General de Psicólogos, activó un teléfono de apoyo y primera atención psicológica, con tres líneas de atención: familiares de personas enfermas o fallecidas como consecuencia del coronavirus; profesionales con intervención directa en la gestión de la pandemia como sanitarios, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado o Policía Local, entre otros; y la población en general.

"Debemos estar vigilantes y, al mismo tiempo, instar a las instituciones al compromiso de concienciar en el cuidado de la salud mental, sobre todo en situaciones de riesgo como ha significado esta pandemia donde los grupos más vulnerables han tenido que ceder igual que la población general ante la prioridad por el COVID-19, sólo que se han hecho más visibles su especial vulnerabilidad", observó.