5 de junio de 2020
 
Publicado 06/04/2020 13:51:17 +02:00CET

Las lluvias en marzo fueron "anecdóticas" y dejan las balsas al 49% de su capacidad en Tenerife

Balsa de Valle Molina, en Tegueste
Balsa de Valle Molina, en Tegueste - CABILDO DE TENERIFE - Archivo

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

La red de balsas de Tenerife cerró el mes de marzo al 49% de su capacidad, con casi 2,5 millones de metros cúbicos de agua, al bajar ligeramente un 1% y pese a las lluvias registradas principalmente en la tercera semana del mes dado que fueron "anecdóticas".

Así lo expone a Europa Press el consejero de Agricultura, Ganadería y Pesca del Cabildo de Tenerife quien apunta, no obstante, que aunque el nivel de la red de Balten "no es óptimo" --debería rondar el 75 por ciento-- sí garantiza el abastecimiento de la agricultura para todo el verano.

Parrilla resalta que "apenas queda un capita de hielo en el Teide" y el mes de marzo no ha tenido el régimen de lluvias habituales que tenía hace 6 o 7 años "y no es suficiente" que llueva tres o cuatro días seguidos "con 60 o 70 litros por metro cuadrado".

En esa línea, indica que los aportes de lluvia "no son tan significativos" para el llenado de las balsas más allá de que "se evita algún riego pero poco más" aunque sí que es cierto que es un alivio para la agricultura de secano.

Según los datos de Balten, la zona norte de la isla está al 51% con un volumen de más de 1,7 millones de metros cúbicos de agua mientras que el sur --Trevejos y Lomo del Balo--sube al 57% y la regenerada hasta el 33% debido al cierre de la balsa de El Saltadero, en Granadilla, con capacidad para almacenar más de 450.000 metros cúbicos y en espera de una obra de algo más de 700.000 euros para acometer su impermeabilización dado que hace dos años se registraron fisuras.

Pese a ello, puntualiza que el agua no se ha perdido y se ha distribuido por la red hasta agotar todo el caudal.

Por zonas, el consejero destaca que la mejor situación se da en el Valle de La Orotava más la zona de influencia de la balsa de San Antonio, en La Matanza, con medias superiores siempre al 60% frente a los "problemas" que presentan la isla baja y la franja noroeste que va desde Icod a San Juan de la Rambla.

Las dificultades estriban en la poca calidad del agua debido a la alta concentración de sales y minerales que impiden labores de desalación o filtrado por lo que está "liberando agua de más calidad" para ir mezclando y buscar soluciones.

Parrilla resalta también que ahora hay "ofrecimientos por todos lados" desde el mercado privado porque "no hay tanto mercado" en la intermediación de agua pero desde el Cabildo se les pide que la almacenen.

"Tiempo habrá de gastarla y buscaremos otras solenoides que no dependan de criterios de mercado", comenta.

Para leer más