Las obras de Los Sauces y Cruz Castillo finalizarán en septiembre de 2010

Actualizado 09/02/2008 20:59:55 CET

Santa Cruz de La Palma, 9 Feb. (EP/IP) -

El consejero de Infraestructuras del Gobierno de Canarias, Juan Ramón Hernández, ha anunciado que las obras de mejora de la vía entre Los Sauces y Cruz Castillo concluirán en septiembre de 2010. Los trabajos salieron a concurso por un importe de 32,42 millones de euros y forman parte del vigente convenio de colaboración suscrito entre el Ministerio de Fomento y la Comunidad Autónoma.

Se busca acondicionar el tramo de carretera entre Los Sauces y Cruz Castillo, tarea de la que se encarga la Unión Temporal de Empresas (UTE) Acciona-Hurpa-Lopesán. La carretera C-830 forma parte del eje viario perimetral de la Isla, entre Santa Cruz de La Palma y el municipio norteño de Puntagorda.

En la actualidad, esta carretera tiene la denominación de LP-1 norte y conecta las localidades de San Andrés y Sauces, Barlovento y Garafía. El objeto del proyecto es el acondicionamiento de esta carretera desde el inicio de Los Sauces, enlazando con la nueva infraestructura del tramo del túnel de La Galga-Los Sauces, hasta la actual intersección de la carretera de Las Mimbreras, en el paraje denominado Cruz del Castillo.

Estas obras pertenecen al citado convenio, suscrito el 31 de enero de 2006, por el entonces responsable canario de Infraestructuras, Antonio Castro, y son la culminación de un proyecto de mejora de las comunicaciones del norte que tuvo una primera fase hasta Los Sauces, culminándola el espectacular puente de Los Tilos.

El primer tramo de obra, con una longitud de 10,2 kilómetros, va de Los Sauces a Barlovento. Se inicia en la travesía de Los Sauces, que a su vez conecta con la nueva traza de la carretera del túnel de La Galga-Los Sauces. Para ello se realiza una intersección con un tercer carril central de espera que comunique la nueva infraestructura con la antigua carretera que discurría por el barranco de Los Tilos.

La travesía de Los Sauces se está mejorando actualmente, ampliándola con nuevos aparcamientos y aceras. Algunos puntos de la misma son proyectados con los condicionantes urbanos del municipio.

La variante de Barlovento nace como respuesta del Ayuntamiento de esta localidad norteña para evitar que el tráfico de la carretera atraviese su casco urbano. En lo que se refiere al tramo que une Barlovento y Gallegos, con una longitud de 6,5 kilómetros, se mejoran y eliminan muchas curvas. El acondicionamiento de la carretera supone la mejora de un gran número de curvas en el trazado, suavizar la inclinación de la rasante, la ampliación de la plataforma, la creación de carriles adicionales para vehículos lentos y la mejora de accesos de caminos a la carretera.