Un periodista canario muere ahogado en la playa de Famara al intentar salvar a una amiga

Playa de Famara
TURISMO LANZAROTE
Publicado 20/10/2018 14:30:21CET

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

Arturo Escarda, periodista de 40 años que en la actualidad trabajaba como corresponsal en la Agencia EFE en Moscú, ha fallecido ahogado en la playa de Famara, en el municipio de Teguise (Lanzarote), según han informado el Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (Cecoes) 1-1-2 y el Cabildo de Lanzarote.

Escarda trabajó durante años en la isla de Lanzarote en medios como 'Archipiélago Televisión', 'La Voz de Lanzarote' y 'Crónicas de Lanzarote', y colaboró con 'Lancelot Medios'. A través de un comunicado, la Asociación de la Prensa de Lanzarote y Fuerteventura se han sumado a las muestras de condolencia por su fallecimiento.

El suceso se produjo ayer viernes sobre las 15.45 horas, cuando la sala operativa del 1-1-2 recibió una alerta en la que se informaba que seis personas se encontraban en apuros en el mar, en la playa de Famara. Entre ellos estaba Arturo Escarda, que perdió la vida cuando intentó rescatar a una amiga.

Los socorristas del servicio de playas lograron rescatar a cuatro de las personas y comprobaron que una de ellas, Arturo Escarda, ya se encontraba inconsciente, por lo que al llegar a la playa comenzaron a practicarle maniobras de reanimación. El helicóptero del GES y la Policía Local de Teguise desplazados a la zona continuaron con la búsqueda de las otras dos personas que finalmente fueron rescatadas por la Policía Local.

A su llegada, la ambulancia medicalizada del SUC continuó con las maniobras de reanimación cardiopulmonar avanzadas a Escarda, aunque éstas no dieron resultado y confirmaron el fallecimiento del joven periodista. La ambulancia de soporte vital básico asistió a dos mujeres de 35 y 39 años que habían sido rescatadas, una de ellas con síntomas de ahogamiento, que fue trasladada al hospital. La otra mujer tan sólo presentó contusiones de carácter leve y no precisó traslado a un centro sanitario.

La Guardia Civil colaboró con el resto de los recursos de emergencia y se encargó de las diligencias correspondientes.

Contador