Actualizado 30/06/2007 18:00 CET

La policía judicial detiene a un correo de droga con cinco kilos de cocaína en su equipaje

Santa Cruz de Tenerife, 30 Jun. (EP/IP) -

Policías adscritos a la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (Udyco), perteneciente a la Brigada Provincial de Policía Judicial del C.N.P. , detuvieron días pasados a L.D.G.G. varón de 38 años de edad y nacionalidad española, acusado como presunto autor de un delito de tráfico de drogas.

En el marco de los controles selectivos y aleatorios que por esta unidad se realizan en puertos y aeropuertos, se detectó la llegada al aeropuerto de Los Rodeos, en Tenerife Norte, procedente de Lanzarote en transito desde Madrid, de un hombre que por la ruta realizada, comportamiento en la terminal de llegadas y otras circunstancias, despertó las sospechas de los investigadores

Tras chequear su equipaje, se comprobó que portaba una maleta de grandes dimensiones y que en un doble fondo de ésta, aprovechando los elementos rígidos de la misma, se encontraban ocultos dos paquetes que contenían clorhidrato de cocaína, de gran pureza, con un peso de cinco kilogramos.

El detenido es L.D.G.G. de 38 años de edad, natural de esta isla, nacionalidad española y residente en la zona sur de Tenerife, carecía de antecedentes policiales

Se instruyeron diligencias que fueron elevadas al Juzgado de Instrucción de Guardia de la Laguna, cuya Autoridad decretó el ingreso en la prisión provincial Tenerife II.

Por otro lado, se recordó que, el pasado mes de noviembre sobre las ocho de la mañana, se cometió un atraco en un conocido establecimiento de ocio de Santa Cruz de Tenerife, protagonizado por varios individuos con pasamontañas, provistos de armas de fuego reales y katanas, sustrayendo unos 60.000 euros, en efectivo.

Los autores del atraco emplearon para su comisión una violencia física desmesurada, causando lesiones físicas diversas a los empleados del referido establecimiento y efectuando, tanto disparos intimidatorios con escopeta, como a personas allí presentes.

Estos hechos causaron en su momento una gran alarma social en toda la provincia.

Los investigadores, desde el primer momento, apreciaron como los atracadores resultaron ser perfectos conocedores de la distribución interna del establecimiento, así como movimiento de los empleados y ubicación de la recaudación del la noche anterior, estando los asaltantes perfectamente organizados con estricta distribución de funciones.

Las investigaciones, que han continuado durante seis meses, por el grupo de Homicidios y Atracos, de la Brigada Provincial de Policía Judicial, se centraron en un grupo de individuos con domicilio y entorno social en la zona de sur de la capital.

Esta situación motivaría que se realizaran desde vigilancias y seguimiento de los sospechosos, hasta la culminación en la entrada y registros en domicilios y locales de los mismos.

Las pesquisas desembocaron en la detención de tres de los presuntos autores, identificados de C.M.C.D. de 24 años de edad, R.C.L. de 23 años, F.J.J.G. de 22 años, A.T.B.M. DE 33 años, todos naturales de esta isla.

Las detenciones efectuadas en los primeros meses de las investigaciones, no habían permitido lo propio con otro individuo relacionado con los anteriores e identificado como V.M.M.C. de 21 años, individuo con gran movilidad en sus constantes desplazamientos dentro de la isla, así como agresividad y violencia en las huidas y enfrentamientos con los cuerpos y Fuerza de Seguridad cuando era localizado.

Por parte del grupo de Homicidios y el GOR de Seguridad Ciudadana, se estableció un dispositivo de vigilancia fija en el referido barrio, lugar donde se tenía conocimiento que éste acudía a determinado establecimiento.

El pasado 26 de junio este individuo fue localizado en el interior de dicho local. En el momento de su detención, V.M.M.C. ofreció una resistencia grave, tanto él mismo como las personas que le acompañaban, ocasionándoles lesiones a varios de los policías actuantes.

El referido individuo tenía pendientes numerosas detenciones tanto por el Cuerpo Nacional de Policía como por la Guardia Civil y Juzgados de la Provincia.

En el transcurso de la investigación se han llevado a cabo diversos registros en locales y domicilios, recuperándose las armas empleadas en el atraco, tanto las de fuego como las katanas así como unos 5.000 euros en efectivo, motos, pasamontañas, y otros efectos.

Los detenidos y efectos pasaron a disposición de las Autoridades Judiciales correspondientes.