Publicado 14/09/2022 10:38

La red que traficaba con menores migrantes desde Canarias cobraba 1.000 euros por viaje a la Península

Archivo - Un migrante descansa en una zona cercana a los Jameos del Agua en la isla de Lanzarote
Archivo - Un migrante descansa en una zona cercana a los Jameos del Agua en la isla de Lanzarote - Europa Press - Archivo

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 14 Sep. (EUROPA PRESS) -

La red criminal que traficaba con menores migrantes alojados en centros de Canarias y que ha sido desmantelada por la Policía Nacional cobraba unos 1.000 euros por viaje a la Península.

El perfil de los afectados era el de un migrante hombre menor de edad y de origen magrebí, al que en el momento de contratar sus servicios le facilitaban la documentación de terceras personas para poder viajar así como la adquisición de vuelos y el acompañamiento en los aeropuertos, detalla la Policía Nacional en una nota.

La organización se encargaba de gestionar el viaje y la documentación falsa necesaria para poder volar y en la operación se ha detenido a nueve personas, siete en la provincia de Alicante y dos en la región de Murcia, dos de las cuales han ingresado en prisión provisional.

A todos se les investiga presuntos autores de delitos contra los derechos de los extranjeros con ánimo de lucro en el seno de una organización criminal y falsedad documental.

Además se ha llevado a cabo la entrada y registro en cuatro inmuebles de esas provincias en los que se han intervenido 1.000 euros en efectivo, tres teléfonos móviles, varios dispositivos electrónicos y diversa documentación.

La investigación policial comenzó en enero a raíz de la denuncia de una ONG que gestionaba un centro de menores en Puerto de la Cruz (Tenerife) y ha permitido constatar la existencia de una organización criminal perfectamente estructurada que se lucraba del traslado de los menores migrantes desde Canarias hasta la Península y diversos países europeos, con una clara división de las tareas de captación, consecución de pasaportes falsos y gestión de viajes.

El despliegue realizado en esta operación por la Policía Nacional ha supuesto la realización de actuaciones simultáneas en diferentes localizaciones de las provincias de Alicante y Murcia y la participación de más de 150 agentes.

Además de los objetos relacionados con la investigación los agentes han intervenido 100 cajas de ropa valoradas en 270.000 euros y 26 garrafas de aceite sin etiquetar, susceptibles de proceder de otros delitos contra el patrimonio llevados a cabo por la organización.

La magistrada del Juzgado Número 4 de La Laguna, encargada del caso, ha constatado también que la red realizaba sobornos en los puertos de Algeciras y Marruecos y también se dedicaba al tráfico de drogas.

Contador

Más información