Autorizado un nuevo vial que comunicará Cascajos con el centro de la ciudad

Publicado 26/12/2018 13:15:51CET

   LOGROÑO, 26 Dic. (EUROPA PRESS) -

   La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Logroño ha aprobado hoy, provisionalmente, el denominado PERI Lobete II, que supone una nueva vía de unión entre el barrio de Cascajos y el centro de la ciudad.

   Tal y como ha detallado el portavoz del Equipo de Gobierno, Miguel Sáinz, se trata de la prolongación de la calle Obispo Rubio Montiel hasta conectarla, atravesando Lobete, con la calle Baltasar Gracián, mediante la construcción en la confluencia de estas tres calles de una rotonda de distribución del tráfico.

   El nuevo vial separa el ámbito sobre el que se va a actuar en dos manzanas edificatorias independientes: en la oeste se ordenan usos residenciales y complementarios de vivienda y en la este, usos terciarios, manteniéndose la gasolinera existente en la parcela dotacional privada y reservándose también una parcela dotacional comercial.

   Este PERI supone, en la práctica, ganar espacio residencial en zonas anteriormente de uso industrial. El portavoz ha enmarcado esta iniciativa en el compromiso adquirido por el Equipo de Gobierno con los grupos municipales y los vecinos de Logroño para impulsar la reconversión de uso industrial a residencial de los PERIs en los que se cumplió el plazo de 24 años para su transformación.

AMPLIACIÓN DE ACERAS

   Por otro lado, la Junta de Gobierno ha adjudicado obras de urbanización en calles, dentro del contrato de Obras de Conservación y Mejora de Infraestructuras viarias en la ciudad, a la UTE Conservación Logroño por un importe de 79.238,77 euros y un plazo de ejecución de cuatro meses.

   Con un plazo de ejecución de cuatro meses, se llevará a cabo la mejora y ampliación de aceras en las calles San Mateo y San Bernabé, y Rodancha en su margen norte, coordinando la ejecución de la pavimentación con el mantenimiento de los tránsitos peatonales y tráfico rodado.

   Se ampliarán especialmente las aceras de la calle San Mateo, así como la intersección con la calle Rodancha, para que alcance la dimensión mínima, que establece que deben ser de 1,80 metros de los Itinerarios Peatonales accesibles.

   En cuanto a los servicios públicos, se acondicionarán cuatro pozos de registro y la sustitución de sumideros y tubo de conexión de los mismos a pozo de registro.

   Y en alumbrado, se renovará la canalización subterránea, se reubicarán cuatro columnas y se sustituirán las luminarias a tipología Led, y se retirarán siete brazos anclados a fachadas, que serán cambiados por otros tantos más adecuados y de menor longitud.

Contador