Publicado 24/02/2022 14:04

El Ayuntamiento de Calahorra restituirá el busto robado de Don Pedro Gutiérrez y restaurará la estatua de Quintiliano

Archivo - Busto de don Pedro Gutiérrez robado en Calahorra
Archivo - Busto de don Pedro Gutiérrez robado en Calahorra - AYUNTAMIENTO DE CALAHORRA - Archivo

   LOGROÑO, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El Ayuntamiento de Calahorra restituirá el busto robado de Don Pedro Gutiérrez y restaurará la estatua a Quintiliano. Para ello, el área de Patrimonio ha iniciado ya los expedientes oportunos, como ha informado este jueves el Consistorio a través de un comunicado.

   En la nota, se recuerda que "en la mañana del miércoles 19 de enero, el Ayuntamiento de Calahorra detectaba la ausencia del busto dedicado a Don Pedro Gutiérrez, que estaba situada en el planillo de San Andrés".

   La Policía Local denunció la sustracción ante el cuartel de la Guardia Civil de Calahorra y desde entonces, se ha procedido a realizar las averiguaciones oportunas para tratar de dar con su paradero, mientras que, al mismo tiempo, se solicitó la colaboración ciudadana para tratar de recuperarla.

   Son muchas las asociaciones de la ciudad y personas a título individual que han manifestado su pesar y su condena a este ataque al patrimonio de todas y todos los vecinos de Calahorra, concretamente al monumento que homenajea el centenario del nacimiento de una figura imprescindible para la historia de Calahorra.

   Por ello, el Ayuntamiento de Calahorra, a través del servicio de patrimonio ya ha iniciado el expediente para el encargo de un nuevo busto en homenaje a Don Pedro Gutiérrez, con el objetivo de restituir a este hijo predilecto de la ciudad en el mismo o en otro lugar de importancia, algo que será acordado con la sociedad civil calagurritana que fue la encargada en 1980 de financiar la primera pieza.

RESTAURACIÓN DE LA ESTATUA DE QUINTILIANO.

   Además, el Ayuntamiento de Calahorra ha iniciado también el expediente para la restauración de la estatua dedicada a Marco Fabio Quintiliano ubicada en la glorieta de su mismo nombre. El monumento es uno de los más simbólicos con los que cuenta la ciudad, tanto por su situación en uno de los puntos más visibles de la ciudad, como por sus dimensiones.

   Se trata de una escultura tallada en piedra arenisca cuyo autor fue es escultor Antonio Loperena que la llevó a cabo en 1970. En la actualidad la estatua presenta suciedad y algunas grietas, así como falta de volumen en algunas partes del cuerpo como el brazo y la muñeca, y también en la indumentaria.

   En otras partes como el hombro izquierdo se aprecia cierta degradación del soporte de la piedra. También la indumentaria presenta algunas grietas o efectos de piedra lavada o escorrentía como consecuencia de las lluvias.

   La suciedad de la fuente y el verdín que presenta, más visible en invierno, son causa de los factores atmosféricos como la lluvia y la humedad, agravados por la cercanía a la fuente de la glorieta y también por agentes de carácter biológico como los mohos o la defecación de aves.

   Por ello, el Ayuntamiento ha iniciado los trabajos previos para la contratación de los servicios de restauración de esta estatua que consistirán en la limpieza controlada de la estatua, el sellado de grietas y fisuras, bajo el principio de mínima intervención. Para estos trabajos se evitará el uso de productos químicos o no autorizados.

Más información