Publicado 16/04/2021 12:50CET

La calle Piscinas conectará La Cigüeña y Madre de Dios, uniendo el Científico Tecnológico con el resto del campus

El alcalde de Logroño, Pablo Hermoso de Mendoza, y el rector de la UR, Juan Carlos Ayala, visitan las obras que unirán la calle Piscinas con La Cigüeña y Madre de Dios, uniendo el Científico Tecnológico con el resto del campus
El alcalde de Logroño, Pablo Hermoso de Mendoza, y el rector de la UR, Juan Carlos Ayala, visitan las obras que unirán la calle Piscinas con La Cigüeña y Madre de Dios, uniendo el Científico Tecnológico con el resto del campus - EUROPA PRESS

   LOGROÑO, 16 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El Ayuntamiento de Logroño ha iniciado las obras de apertura del tramo de la calle Piscinas, que será peatonal y unirá las calles de La Cigüeña y Madre de Dios, y el edificio Científico Tecnológico con el polideportivo de la Universidad de La Rioja a través del edificio de Filología. Esta actuación crea un nuevo espacio que facilitará la movilidad peatonal, no solo a la comunidad universitaria sino a todo el barrio de San José.

   "Esta obra es una demanda largamente ansiada de la comunidad universitaria que contribuye a conectar el campus universitario", ha explicado el alcalde, Pablo Hermoso de Mendoza, "y continúa con las acciones que se llevaron a cabo en otoño de 2019 para pacificar la calle Cigüeña, en su tramo comprendido entre las calles Luis de Ulloa y Piscinas", ha concluido. "Esta actuación, en su opinión, perfecciona la ciudad, la mejora y está en la línea de ese Logroño pensado para la gente y los peatones", ha concluido.

   El rector de la Universidad de La Rioja, Juan Carlos Ayala, ha afirmado que esta actuación "es una buena noticia para la comunidad universitaria que el Ayuntamiento comience a acometer unas obras que serán el primer paso para mejorar la conexión del campus. Mejorará la comunicación Norte-Sur del campus y facilitará un acceso más rápido de los estudiantes a edificios comunes a tan destacados como la Biblioteca o el Polideportivo".

   Por su parte, el concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, Jaime Caballero, ha indicado que "ahora que hablamos de Calles Abiertas, abrimos una calle que ampliará el espacio público, que va a permitir mejorar la permeabilidad peatonal del barrio y todo el campus universitario".

   El proyecto cuenta con un presupuesto de adjudicación de 146.390,81 euros y un plazo de ejecución de las obras tres meses, que serán llevadas a cabo por la empresa Antis Obra Civil SL.

   El proyecto incluye la demolición de las estructuras actuales, como un antiguo pabellón, para abrir una nueva calle peatonal que estará protagonizada por el eucalipto centenario que allí se encuentra y que pasará a formar parte del catálogo de árboles singulares de Logroño.

   En concreto, la presente actuación incluye las obras de demolición y gestión de restos de edificaciones, cimientos y cerramientos existentes, la demolición del pabellón con cubierta de fibrocemento existente(antiguo taller de formación que está sin uso en la actualidad), la excavación y terraplenado de la rasante definitiva para la creación del nuevo vial, y por último la ejecución de los nuevos cerramientos entre el espacio público y la parcela de la Sociedad Recreativa de Cantabria para completar la conexión entre la calle Madre de Dios con las traseras del edificio universitario.

   Posteriormente, se llevará a cabo una segunda fase de intervención para crear un espacio agradable y seguro. Entre ambas intervenciones se atenderán las sugerencias del entorno universitario y del resto de la ciudadanía, y para su ejecución se establecerá la colaboración con otras administraciones.