Condenado a 8 años un hombre que atacó con un cuchillo a su expareja al que se le absuelve del intento de asesinato

Publicado 19/12/2018 14:44:14CET

   Será expulsado del territorio nacional durante 10 años una vez que haya cumplido tres cuartas partes de las penas, acceda al tercer grado o se le conceda la libertad condicional.

   LOGROÑO, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

   La Audiencia Provincial ha condenado a ocho años y un día de cárcel a un hombre que atacó con un cuchillo a su expareja, con la que tiene una hija en común , tras colarse en la casa de esta y proferir: "Ni para mí, ni para el diablo". Al hombre, que tenía una orden de alejamiento, se le absuelve del delito de intento de asesinato.

   Los hechos por los que ha sido condenado se remontan al 2 de septiembre de 2017, tras encontrarse a su expareja en un bar, acompañada de su hermana y su sobrina y gritarle: "Esto no va a quedar así, vas a pagar todo lo que me estás haciendo, te voy a matar".

   En ese momento, el acusado tenía una orden de prohibición de aproximarse a su expareja a una distancia inferior a 150 metros. Sin embargo, logró colarse en el domicilio, aprovechando que la hermana de la víctima bajó la basura dejando la puerta abierta, y cogió un cuchillo de trece centímetros de hoja situado en la encimera.

   Tras un forcejeo, la víctima, su hermana y las dos menores consiguieron abandonar la vivienda corriendo pidiendo auxilio a los transeúntes.

   La Audiencia le considera autor de un delito de allanamiento de morada, con un delito de lesiones agravadas por la utilización del arma y de la relación de efectividad, aún sin convivencia, con la víctima, por el que le pide cinco años y un día.

   También, le impone por este delito diez años de prohibición de acercarse a una distancia inferior de quinientos metros de su persona, domicilio, lugar de trabajo o cualquier otro lugar; y otros diez de establecer contacto.

   Le absuelve del delito de intento de asesinato en tentativa del que le acusaba el Ministerio Fiscal; pero le condena a dos años más por un delito de amenazas graves y añade cinco años más de prohibición de acercarse a la víctima y otros tantos de entablar contacto.

   Por el quebrantamiento de condena suma otro año más; y por un delito leve de lesiones a 450 euros de multa, así como otros tres meses más a prohibición de acercarse durante a una distancia inferior de quinientos metros y otro tanto de comunicarse.

   Por último, se impone al procesado la expulsión del territorio nacional durante diez años una vez que haya cumplido tres cuartas partes de las penas impuestas, acceda al tercer grado o se le conceda la libertad condicional.

   Además, indemnizará civilmente a su expareja con seiscientos euros más los intereses por los menoscabos físicos y psíquicos ocasionados.

   La acusación pública reclamaba la imposición de diecisiete años de cárcel: doce por el intento de asesinato; dos por el allanamiento de morada; otros dos por las amenazas graves; y uno más por haber quebrantado la condena.

Contador