Coopera ONGD implantará una radio comunitaria en una de las zonas de Túnez más vulnerables al terrorismo

Publicado 25/08/2019 12:43:22CET
Agentes antidisturbios se enfrentan a manifestantes en Túnez
Agentes antidisturbios se enfrentan a manifestantes en Túnez - REUTERS / ZOUBEIR SOUISSI - Archivo

   LOGROÑO, 25 Ago. (EUROPA PRESS) -

   Coopera ONGD implantará una radio comunitaria en una de las zonas de Túnez más vulnerables al terrorismo, como forma de contrarrestar el mensaje radical y extremista que recibe la juventud

   En una zona como Gafsa-Kasserine, situada en la frontera con Argelia, donde el terrorismo permanece activo y donde son constantes los mensajes extremistas y radicales, Coopera pone en marcha una radio comunitaria que pretende ser una herramienta para contrarrestar ese mensaje radical y evitar que cale entre la juventud tunecina, han señalado desde la entidad.

   Kasserine es una de las ciudades más pobres del país y la juventud es la más afectada. Las altas tasas de desempleo y la delicada situación política y social causan estragos entre los jóvenes que, descontentos y desalentados por falta de oportunidades y expectativas de futuro, se convierten en presas fáciles para ser captados por los grupos yihadistas.

   El proyecto, que acaba de comenzar, quiere ilusionar a estos jóvenes de Kasserine ofreciéndoles un 'altavoz', un canal de expresión propio donde debatir sobre sus preocupaciones y sobre sus derechos y libertades; pero siempre en un contexto de moderación, de defensa de la cultura democrática, de igualdad entre sexos y de libertades individuales. Y es que los programas de esta radio tienen por objeto difundir los valores de la democracia y los derechos humanos, la armonía y la tolerancia, todos ellos valores contrarios a toda forma extremismo violento.

   Buscan que la radio se convierta en el altavoz de los jóvenes de Kasserine, en algo que les ilusione y que también contribuya a su desarrollo personal y profesional. Para ello, se les formará técnica e intelectualmente en el manejo de la estación de radio y la creación de contenidos: cómo se hace un espacio radiofónico, qué es un Estado de Derecho, cómo se contrarresta el mensaje extremista violento, cuál es el papel que otorga la ley a la mujer en la sociedad, etc.

   Alrededor de 50 jóvenes de entre 15 y 35 años serán formados en tres aspectos: formación técnica, para aprender el manejo y funcionamiento de los equipos de la estación propiamente dicha; formación en técnicas de comunicación para saber preparar los contenidos (lenguaje, géneros y formatos radiofónicos, opinión pública y ética, el debate y el entretenimiento) y formación en ciudadanía.

   Este punto es muy importante dentro del proyecto ya que se trata de impartir conocimientos para que los jóvenes comprendan y reflexionen sobre las líneas temáticas del proyecto. Para ello se les informará sobre la existencia de documentos como el Plan de acción nacional de lucha contra el terrorismo; sobre el estudio de los factores que conducen al radicalismo y al extremismo violento; sobre el rol de los jóvenes en la prevención.

   En estos talleres también se impartirán habilidades para promover la inclusión juvenil en el mercado laboral local y regional y técnicas de pensamiento crítico y mejora de la autoestima y la percepción de sí mismos, con el fin de convertirles en personas menos vulnerables a los posibles intentos de ser captados por terroristas y radicales presentes en la zona.

   Al finalizar el proyecto, los jóvenes de Kasserine contarán con una estación de radio instalada y funcionando, hecha por y para ellos, en la que podrán emitir contenidos propios a través de Internet. Serán capaces de idear, planificar, producir y difundir contenidos radiofónicos semanales y compartirlos en las redes sociales, plataformas web u otros medios alternativos. La idea es que estos programas tengan un carácter integrador, moderado e inclusivo y den a conocer y promover los valores democráticos de la constitución tunecina y en especial llevar a cabo acciones innovadoras destinadas a mitigar el mensaje extremista.

COOPERA EN TÚNEZ

   Coopera realizará este proyecto con la colaboración de dos asociaciones locales - Ahlem et Toufoula y Fondation Ahmed Tlili- que trabajan por la cultura y la democracia, y con la cofinanciación de la Unión Europea a través de UNICRI (Instituto Interregional de las Naciones Unidas para Investigaciones sobre la Delincuencia y la Justicia).

   Este es el segundo proyecto que Coopera pone en marcha en Túnez. El primero, que ha finalizado recientemente, consistió en poner en funcionamiento una unidad cultural multidisciplinar móvil desde la cual se promovieron talleres de capacitación, actuaciones musicales locales y otras actividades culturales y de expresión artística para los jóvenes del Eje Kasserine y Le -Kef. También en este proyecto Coopera pretendía contrarrestar el mensaje extremista violento, en este caso usando como argumento principal la cultura y el arte.

Para leer más