CSIF exige al alcalde de Nájera "el fin de la campaña de acoso a la Policía Local"

Publicado 04/01/2019 17:30:39CET

LOGROÑO, 4 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) exige al alcalde de Nájera "que ponga fin a su campaña de acoso a la Policía Local de este municipio".

Según el sindicato, el regidor najerino, Jonás Olarte, "ha declarado recientemente que los complementos salariales que pedía Policía Local eran ilegales, en un claro intento de volver a la ciudadanía en contra de la Policía Local que, al igual que el resto de los ciudadanos, quiere un sueldo digno por realizar su trabajo; y unos medios técnicos y humanos con el que poder efectuarlo con seguridad".

La mayor parte de los servicios de emergencias tienen un Complemento de Localización. Bomberos, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, y gran parte de los ayuntamientos de La Rioja con Policía Local, lo abonan a sus empleados. Asegurándose que, en cualquier momento, podrán contar con el número de trabajadores necesarios, y no tendrán que dejar de prestar un servicio prioritario. En Nájera, "en el último mes, durante 11 días no ha habido patrullas de Policía Local. Jonás Olarte debe considerar que la mayoría de las administraciones públicas españolas no cumplen la legalidad".

El otro complemento que Olarte declara "ilegal", explican desde CSIF, "se abonaba a la Policía Local hace más de 20 años. Debido al elevado coste de un servicio de grúa privado, se llegó a un acuerdo para que la policía prestase el servicio por un coste mucho menor".

"Olarte no ha dicho la verdad al decir que la privatización de la grúa sale más rentable, cuando es mucho más cara y poco efectiva", aseguran.

La Policía Local -continúan- "se vio obligada por Olarte a renunciar a dicho complemento. El alcalde obligó a representantes de oficinas a negociar el complemento de grúa de la Policía, sabiendo que no habría ningún representante en esa negociación al estar incursos en elecciones sindicales. Tras la inseguridad jurídica creada, la Policía tuvo que renunciar hasta que no habría un nuevo acuerdo".

Ambos complementos, incluso, se encuentran recogidos en el Convenio Colectivo del Ayuntamiento de Nájera, el cual abona complementos similares a otros funcionarios najerinos en forma de productividad.

"El ataque a la Policía comenzó en el mismo momento en que Olarte cogió el mando del Ayuntamiento. Se ha negado a realizar cualquier inversión en ella, las bajas de agentes no han sido cubiertas; el equipamiento necesario no ha sido reparado ni sustituido; las dependencias policiales incumplen la legislación vigente; se imposibilita la realización de las prácticas y cursos obligatorios* Y ahora la Policía Local está sufriendo las represalias por hacerlo público", indican desde CSIF.

"Olarte no negocia nada, impone escudándose en sus equipos técnicos. Llama chantajistas a los policías por pedir que se cumplan sus derechos, y sinvergüenzas a los sindicatos. Pero lo cierto es que la única oferta en firme que ha realizado Olarte en las últimas negociaciones ha sido ofrecer un ascenso a uno de los delegados sindicales de la Policía sin tener que pasar por una oposición, basándose en una realizada hace más de 10 años. En un intento baldío de romper el equipo de negociación de la Policía de una manera poco ética".

Contador