Publicado 19/04/2021 14:37CET

La Delegación de Gobierno niega que se haya hostigado a la Federación de Caza por recoger firmas

Recogida de firmas de la Federación Riojana de Caza
Recogida de firmas de la Federación Riojana de Caza - EUROPAPRESS

   LOGROÑO, 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

   La Delegación del Gobierno de España ha aclarado que "en ningún momento" ha hostigado a la Federación Riojana de Caza en la recogida de firmas de la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) para la Ley de Caza.

   En nota de prensa, ha relatado cómo el pasado 10 de abril, en torno a las 12:45 horas y en la Plaza del Mercado, una patrulla de la Policía Nacional acudió con el fin de controlar el cumplimiento de las medidas Covid durante la recogida de firmas que la Federación de Caza estaba realizando.

   Ha explicado que esta supervisión es una práctica "habitual" por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, y que se lleva a cabo en todas las concentraciones, manifestaciones y mesas informativas o de recogida de firmas que se organizan en los municipios riojanos.

   Por otro lado, ha explicado que el pasado 9 de abril el Parlamento de La Rioja solicitó que la Guardia Civil controlara una recogida de firmas para esta ILP en Cenicero después de recibir dos avisos.

   En ellos, se decía que la Federación Riojana de Caza estaba recogiendo firmas en bares de Cenicero en hojas sueltas, sin el texto de la propia Proposición de Ley, y por parte del personas "que invitaban a firmar en ellas para evitar la castración de los perros".

   Los agentes comprobaron que, "ciertamente, se estaban incumpliendo los requisitos que marca la propia normativa para la recogida de firmas, ya que se habían separado las hojas de firmas del texto original de la Proposición de Ley, al mismo tiempo que quienes recogían las firmas y las ofrecían a los ciudadanos no eran fedatarios, sino los propios camareros de algunos establecimientos".

   Asimismo, se certificó que se trasladaba a aquellos ciudadanos que querían firmar que la iniciativa era para "evitar la castración de los perros, lo cual evidentemente no era cierto".

   El informe se trasladó al Parlamento de La Rioja, quien por acuerdo de la Mesa del Parlamento decidió suspender cautelarmente la recogida de firmas.

Contador