Experta de UNIR en acoso escolar asegura que "es crucial el trabajo con el grupo-clase para la prevención"

Archivo - Acoso escolar, depresión, ansiedad, adolescente
Archivo - Acoso escolar, depresión, ansiedad, adolescente - SAVE THE CHILDREN - Archivo
Publicado: domingo, 5 marzo 2023 10:31

   LOGROÑO, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

   La profesora del Experto Universitario en Convivencia y Acoso Escolar de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR), Adoración Díaz, ha asegurado que "es crucial el trabajo con el grupo-clase para la prevención del acoso escolar".

   La también miembro del equipo de investigación Ciberpsicología de UNIR en una entrevista a Europa Press ha afirmado que "puede haber una detección temprana del acoso escolar, siendo éste el principal problema de convivencia al que se enfrentan nuestros escolares hoy en día; y su detección precoz es un elemento clave porque puede determinar tanto el grado de sufrimiento del menor cuando lo está sufriendo como las consecuencias a corto, medio y largo plazo en la víctima de la agresión".

   No obstante, ha apuntado que esa detección "se ve dificultada porque el acoso escolar se manifiesta de forma soterrada, y muchas veces lejos de la presencia de adultos que pueden detectarla o mediar en esa dinámica". "Generalmente la víctima adopta una actitud silenciosa, llegando a culparse de ello e incluso merecedora de esas conductas agresivas hacía su persona", ha apostillado.

   Por ello "es crucial trabajar con el grupo-clase de cara a la prevención del bullyng, que es de donde debemos partir, centrando el foco no solo en la víctima u agresor sino también en los observadores". Los comportamientos de estos últimos "pueden o bien reforzar la actitud del agresor, que hace que se prolongue en el tiempo, o bien castigar la actitud y ayudar de manera indirecta a la víctima".

   La profesora de UNIR ha destacado que hay una serie de "indicadores" para ayudar a detectar de forma precoz el acoso escolar, tales como "un incremento súbito de faltas de asistencia al centro escolar, además de una actitud reacia a acudir al mismo e incluso verse afectado el rendimiento académico, con una bajada de notas". De hecho, "pueden darse problemas de concentración y atención en clase".

   A ello, ha unido otros factores como "la perdida de amigos, el aislamiento, evitando relacionándose con sus compañeros de clase, que antes eran sus amigos". Además, a nivel psicológico del alumno que sufre acoso escolar "pueden darse cambios en el carácter, con estados de ansiedad y en ocasiones se vuelven más reservados, con ese mutismo en fases incipientes, con niños tristes e irritables que tienden a la intromisión".

   Díaz ha destacado que "en casos muy extremos esto puede derivar en somatizaciones, en los que los problemas psicológicos de los menores pueden originar dolores de cabeza, malestar gastrointestinal, presión en el pecho, temblores y también alteraciones del sueño". Además en el cuerpo "puede haber moratores" pero "también puede llegar objetos personales rotos y es también frecuente la perdida de material escolar".

REGLA DE LAS 'TRES C'

   Con todo ello, ha afirmado que hay una regla de las tres C que ha sido propuesta por la Asociación 'no al acoso escolar' y va dirigido a la detección precoz del acoso escolar para padres y para docentes, porque "comparten tres C; cambios, campanas y cuerpos, a la que los docentes unen una más adicional que es costumbres".

   La 'c' de cambios "se refiere a los cambios en los comportamientos del menor, tanto para progenitores como para docentes, y que llaman la atención porque no se corresponden con quien era anteriormente; la 'c' de campanas alude a la falta de asistencia; la 'c' de cuerpo está relacionada con la aparición de acciones violenta reflejada en el cuerpo de los menores, como moratones o arañazos".

   Además, en el caso del profesorado está la 'c' de costumbres "es decir cambios en el comportamiento en el aula del niño que llamen la atención, como un niño que no quiere salir al recreo o que llegue todos los días cinco minutos tarde e incluso salir antes de clase para no coincidir con sus compañeros".

ACOSO 24/7

   En este punto, la experta de UNIR ha puesto de manifiesto que el acoso que "ha existido desde el inicio de los tiempos, pero si que antes tenía una periodicidad, es decir empezaba a las nueve de la mañana y terminaba a la dos de la tarde, coincidiendo con el horario lectivo de los menores, pero ahora va más allá de los muros de los centros escolares".

   Esto motiva que "esta sensación de acoso es constante, y ahora mismo es 24/7 y los menores no desconectan porque no tienen ese espacio de libertad donde sentirse seguros", por lo que "se agudizan mucho más las consecuencias".

   De hecho, ha destacado que "hablamos que el bullyng y el acoso escolar ha dejado de ser un problema educativo para convertirse en un problema social y de salud pública", porque "nos incumbe a toda la sociedad".

MAYOR NÚMERO DE ORIENTADORES EDUCATIVOS

   La profesora de UNIR ha evidenciado además que "últimamente estamos viendo casos más extremos de acoso escolar que tienen consecuencias tan graves y dolorosas como los intentos de suicidio y la consolidación del propio suicidio".

   "Es cierto que en ocasiones la atención educativa o psicopedagógica que se puede prestar a los alumnos en los centros escolares no es suficiente porque, por ejemplo en el caso de Educación Secundaria el profesional que se encarga tanto del diagnóstico como del seguimiento del acoso escolar, es principalmente el orientador educativo, pero la ratio orientador/ alumno es de un orientador por cada 1.000 alumnos, cuando la UNESCO recomienda 250 alumnos por cada orientador educativo", ha añadido.

   Para concluir, ha apuntado que eso hace que los orientadores "se vean desbordados y no es una incapacidad laboral de ellos sino incapacidad temporal de poder atender a todo el alumnado", ante lo que ha reclamado "la incorporación de más ayuda a los centros educativos porque se está viendo que nuestros adolescentes tienen graves problemas de salud mental, que se deben atender en primer lugar desde el centro educativo, y después derivar a salud mental con la mayor celeridad posible".

Contador

Más información