30 de mayo de 2020
 
Publicado 08/03/2020 14:17:59 +01:00CET

Experto ante las amenazas del campo: "No hay que mirar hacia otro lado, son necesarios precios e ingresos justos ya"

Huerta
Huerta - GVA - Archivo

   "Hay que apoyar al sector" porque "la situación se está convirtiendo en insostenible", asevera

   LOGROÑO, 8 Mar. (EUROPA PRESS) -

El experto, Fernando Faces, ha aseverado que es "fundamental" apoyar a los agricultores españoles en un momento en el que "hay que hacer una reflexión y tomar medidas" ya que la situación "se está convirtiendo en insostenible". Así, ha afirmado: "son necesarios precios e ingresos justos ya" y un observatorio de precios que "regule la actividad" y analice el mercado para mejorar la transparencia y orientar la gestión empresarial de las explotaciones.

   Fernando Faces, profesor del DEA que el Instituto San Telmo imparte en UNIR, ha explicado en una entrevista a Europa Press que "no se puede atentar contra las reglas justas" y ha querido analizar "las amenazas reales" que sufre el mundo del campo en nuestro país. Para el profesor es necesario "hacer que se respeten los acuerdos y que el control sea exhaustivo para estar todos remando en la misma dirección".

   Así, ha lamentado, "en los últimos años nos hemos olvidado de la agricultura" sin darnos cuenta de lo "importante que es para el soporte del medioambiente y nuestra economía". Ante ello, "no podemos dejar que pase más tiempo. Hay que proteger a la agricultura ante un escenario que presenta muchas amenazas como las incertidumbres que provocan el Brexit", ante lo que espera que, finalmente, "impere la racionalidad", los aranceles o los precios injustos.

   En estos momentos, ha continuado, "los agricultores han salido a la calle, algo que no hacían desde hace 15 o 20 años" y, por tanto, "vemos lo complicado de su situación". Esta llamada de atención es "fundamental para reflexionar y tomar medidas que ayuden al progreso del sector".

CAMBIO "RADICAL" DEL CAMPO

   Como ha reflexionado Faces, "el campo ha cambiado radicalmente desde hace unos años a esta parte". Por un lado, explica, "el campo se ha modernizado" y, por otro, "ha bajado tremendamente la población dedicada al campo", y, además, las rentas agrarias, es decir los ingresos de los agricultores, "que habían tenido un comportamiento relativamente bueno en la década anterior, han ido descendiendo y tienen dificultades para sobrevivir".

   "La verdad es que con bajos pecios en origen y, al mismo tiempo, altos costes, la situación es insostenible", ha lamentado.

   Además, "al mismo tiempo, los agricultores están sometidos a una competencia externa por ciertos acuerdos comerciales de la UE con otros países -fundamentalmente de bajos salarios- que dificulta todavía más la supervivencia de esa España que se está vaciando".

   A todo ello hay que sumar -según ha afirmado el profesor- "la problemática de las ayudas comunitarias de la PAC" porque, si bien éstas han venido a cubrir parte de ese desfase, lo que es cierto es que con la entrada de nuevos países "los ingresos están en peligro" si a ello añadimos que "puede haber una desaceleración económica, nos encontramos con una situación verdaderamente complicada para los agricultores".

   Ante este escenario, ha continuado, "el Gobierno está empezando a reaccionar" con la aprobación de un paquete de medidas que puedan atajar la crisis del campo y con la reforma de ciertas leyes que hagan un escenario "más favorable a los agricultores", sobre todo, para tratar de frenar los precios bajos en el campo porque "el pequeño agricultor tiene muy poca capacidad de negociación frente a grandes superficies".

COOPERATIVAS

   Con respecto a las cooperativas, el experto considera "fundamental" que los agricultores se unan entre ellos "aunque eso no solucionaría el problema". Aún así, ha reflexionado, "es necesario fomentar esta actividad ante el escaso espíritu cooperativo que tienen los agricultores".

   Para ello, el Gobierno debe "ayudarles" fomentando su creación "con ayudas fiscales o laborales para la concentración de empresas, fusiones y cooperativas" frente a los grandes distribuidores y también frente a los grandes proveedores.

   El experto tiene claro que "un agricultor solo no puede tener una salida. Es bueno que se asocien entre ellos y convencerles de que las cooperativas pueden ser una solución".

ESCENARIO CAMBIANTE

   En otro orden de asuntos, Faces ha puesto de relieve que "hoy en día los gustos de los consumidores están cambiando a mucha velocidad. Algo a lo que hay que adaptarse pero que necesita mucho dinero y mucha investigación. Ante ello, "hay que colaborar y las instituciones tienen que cooperar para que ese agricultor pueda adaptarse a las necesidades del mercado en una forma permanente".

   También aboga por la creación de un Observatorio de Precios en cada uno de los eslabones para "que la gente se comporte racionalmente, prohibir prácticas que en cualquier mercado estarían prohibidas como las ventas por debajo de un coste mínimo razonable e introducir controles serios. Todo ello -eso sí- sin atentar contra la libertad. Hay que regularlo sin impedir el libre mercado y hacer una vigilancia para que cuando haya anomalías y precios injustos salte a la alarma y se sancione".

   Así las cosas, reflexiona, "ha llegado el momento de tomar en serio estos temas y dar una solución definitiva" porque "no se puede atentar contra las reglas justas. El Gobierno debe estar fuerte y ayudar al campo".

   "Estamos viviendo tiempos complicados a los que se están añadiendo muchas situaciones y es el momento en el que no podemos dar la espalda a la agricultura, hay que apoyar al campo desde todos los eslabones".

RELEVO GENERACIONAL

   También observa con preocupación el futuro del conocido como "relevo generacional" y, ante ello, se pregunta: "¿Qué joven va a querer quedarse en el campo en estas situaciones?. Hay que hacerle frente porque para el futuro del campo se necesita gente muy preparada".

   Por todo ello, defiende, "hay que fomentar la formación, la escuela y la capacitación agraria porque los futuros agricultores van a ser personas profesionales muy capacitadas en nuevas tecnologías".

   "El campo es muy atractivo para los jóvenes siempre y cuando se generen estos incentivos" por ello "tenemos que darles posibilidades de poder formarse" porque en unos años, "el campo no se trabajará con las manos sino con las nuevas tecnologías y la inteligencia", ha finalizado.

Para leer más