Publicado 22/01/2021 18:58CET

La Federación Riojana de Caza exige al Gobierno de La Rioja "que permita la actividad cinegética de gestión esencial"

LOGROÑO, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Federación Riojana de Caza solicita al Gobierno de La Rioja que vuelva a permitir la actividad cinegética de gestión necesaria o esencial, ya que la suspensión de la misma va a provocar, entre otros, daños irreparables en los cultivos.

El escenario que plantea el Decreto del Gobierno de La Rioja 3/2021, de 20 de enero, en lo que respecta a la actividad cinegética y las posteriores interpretaciones que la Dirección General de Sostenibilidad Ecológica realiza, "supone el cierre de toda la actividad, incluida aquella destinada al control de poblaciones cinegéticas para la limitación de daños en los cultivos para la que curiosamente la propia Administración urgía su ejecución en determinadas comarcas por encontrarse en zonas rojas en la producción de esos daños".

"Es muy llamativo e induce a pensar que no es casual el hecho de que el Gobierno de La Rioja contradice sus anteriores criterios sobre el carácter esencial de la gestión cinegética y aun más que se trate de la única comunidad autónoma en todo el territorio nacional que impide o prohíbe la actividad cinegética de gestión, sin que exista ningún motivo, explicación o justificación para ello".

La Federación Riojana de Caza, "aun apreciando la especial gravedad de la situación sanitaria, muestra su total disconformidad con dichas medidas". El primer motivo es que la gestión de los daños por especies de caza "venía siendo considerada una actividad esencial por el propio Gobierno regional y su no realización supone en la práctica que otros sectores esenciales como es el agrícola o la seguridad en carreteras o viales se puedan ver comprometidos sin que exista ninguna previsión por parte del Ejecutivo en esta materia".

"Hay que tener en cuenta, además, que el incremento de poblaciones tanto de caza mayor como menor son factores cuyas consecuencias pueden apreciarse de forma irremediable por el incremento de los daños en cultivos y accidentes de circulación, en el corto y medio plazo". Por tanto, en este caso, "entendemos procedente que por no haberse permitido realizar las tareas de prevención sea la propia Administración quien asuma la responsabilidad por dichos daños".

La Federación Riojana de Caza se muestra asimismo "sorprendida por la posterior nota de prensa del Ejecutivo regional, en la que se informaba de que iba a permitir posponer los 328 permisos de caza mayor pendientes de ejecutar a la temporada 2021-2022".

Además, prosiguen en su comunicado, la inejecución de permisos de aprovechamiento cinegético no solo de caza mayor sino también de menor causada por la prohibición de su cumplimiento o por las limitaciones de movilidad de semanas anteriores "supone para los cazadores y sociedades deportivas una notable pérdida económica, debido al pago de las consiguientes tasas o derechos de aprovechamiento, de la que las administraciones públicas ni tan siquiera quieren oír hablar y que en todo caso debe ser indemnizado o resarcido por la propia Administración por no haber sido posible su cumplimiento a causa de la pandemia".

La Federación Riojana de Caza asume su labor de agente social comprometido con los cazadores riojanos "y muestra su oposición radical a las prohibiciones descritas basadas en argumentos de escasa razonabilidad y que creemos obedecen a una decisión política y no técnica".

Además, desde la entidad "exigimos al menos la declaración de actividad cinegética como esencial en su naturaleza de gestión y prevención de daños, como están haciendo otras comunidades autónomas".

"Actualmente se puede constatar una sobrepoblación de especies como el conejo, jabalí o corzo, que pone en riesgo la agricultura y ganadería riojanas y cuyas consecuencias se podrán ver en el corto y medio plazo. Precisamente, recibimos llamadas de los agricultores, preocupados por sus cosechas, y cuyos requerimientos no habíamos podido atender a causa de los confinamientos y ahora tampoco por el actual Decreto presidencial", afirman.

Desde la Federación Riojana de Caza "señalamos que es necesario actuar ahora para no tener que lamentar a posteriori las consecuencias, de las que deberá responsabilizarse la propia Administración. Y volvemos a urgir al Gobierno de La Rioja a que, al igual que están haciendo otras comunidades autónomas, vuelva a incluir la actividad cinegética de gestión necesaria o esencial dentro de las actividades esenciales".