Logroño regulará el tráfico de patinetes eléctricos a 20 km/h máximo y nunca por aceras, parques o espacios peatonales

Patinete eléctrico de Spin
FORD - Archivo
Publicado 20/03/2019 13:59:15CET

   LOGROÑO, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

   La futura Ordenanza de Movilidad del Ayuntamiento de Logroño regulará la circulación de patinetes eléctricos y otros vehículos de movilidad personal, como segways o monopatines con motor, con una velocidad máxima de 20 kilómetros por hora, y prohibición de ir por aceras, parques o espacios peatonales, excepto para personas con movilidad reducida.

   Así lo ha detallado este miércoles el concejal de Tráfico, Francisco Iglesias, quien ha apuntado que esta norma, lo mismo que la de transporte urbano, se podrán llevar a un pleno extraordinario en el mes de abril "o en el primer pleno de la nueva Corporación", con la intención de que entren en vigor este año.

   Iglesias ha recordado que el primer borrador de esta norma de movilidad se presentó el mes de julio de 2018, y que, desde entonces, se llevó a cabo "una fuerte labor de participación ciudadana", en la que se aportaron más de 200 sugerencias por parte de colectivos, colegios profesionales, sindicatos o particulares, además de los grupos municipales.

   La ordenanza cuenta con 160 artículos en 10 títulos, más varias disposiciones y anexos, unos apartados que, precisamente, se amplían para dar más detalles en cuanto a "aspectos de calles y planos de la ciudad", en los que, si se ve necesaria cualquier modificación, "se da más agilidad al estar en anexos sin necesidad de variar la norma completa".

   En el caso de los vehículos de movilidad personal, "la gran novedad de la norma, que no estaba en el borrador de julio pasado", se establecen temas como "las calles por donde sí van a poder circular este tipo de vehículos, que, en general, serán calles 30 de único sentido, y con el límite máximo en 20 km/h; y por donde no van a poder ir, que serán parques, aceras o espacios peatonales".

   Sí se hará la "evidente y lógica" excepción de los vehículos a motor de personas con movilidad reducida, y, en el caso de los patinetes de alquiler, "o sea, para uso compartido", se regulará el servicio en el pliego de condiciones de la contratación.

   El concejal ha especificado que, entre los aspectos abordados en la norma, está la definición de las vías urbanas, distinguiendo entre restringidas, preferentes, limitadas a 30, zonas pacificadas, carril bici o ciclo calle, "porque muchas veces se desconocen los usos de las vías y qué normativa se aplica para cada caso".

   Especial hincapié ha hecho en el tema de la limitación de velocidad, que, de entrada, se mantiene a 40 kilómetros por hora en cualquier zona de la ciudad, "pero con la novedad de que el límite se establece en 30 km/h en calles de único sentido, que son la final, el 70 u 80 por ciento de las vías urbanas de Logroño".

   Además, en otras zonas, como el Casco Antiguo, la velocidad máxima baja hasta los 20 kilómetros por hora; y en vías de doble carril en cada sentido, se podrá contar con una regulación que limite a 40 km/h la velocidad en los carriles centrales, y a 30 en los extremos. "Ya se aplica en Gran Vía, y se llevará a otras calles como Vara de Rey o Duques de Nájera", ha dicho Francisco Iglesias.

   En cuanto a los aparcamientos, los autobuses que no sean de transporte urbano contarán con cuatro nuevas zonas para aparcar, junto a los estacionamientos de Las Norias y Las Gaunas; y para empresas de reparto, a la hora de aparcar y parar, se tendrá que solicitar reservas de espacio con el correspondiente pago de tasa.

   En otros temas que se incluyen en la norma, se plantea que las calles residenciales, las bicis podrán circular en doble sentido; se vigilarán los entornos escolares, con pasos peatonales elevados, velocidad restringida y estacionamiento limitado. Respecto a la carga y descarga, se establecen diversidad de horarios y tipos, antes no contemplados, y dependiendo de actividades.

    Mañana mismo, la norma irá a Comisión de pleno, con 10 días a los Grupos para presentar alegaciones, y, "una vez que se cuente con informe favorable", irá a aprobación inicial en pleno. Posteriormente, estará otros 30 días en exposición pública, "y, si no hay alegaciones, se elevará a definitivo lo aprobado en pleno; si las hay, irá de nuevo a sesión plenaria con las aportaciones que se hagan".

ORDENANZA DE TRANSPORTE.

   Esta misma tramitación va a seguir el futuro Reglamento de Transporte Urbano, "un documento más sencillo y con menos participación", al que se han recibido en torno a 30 ó 40 sugerencias. "No ha habido cambios de gran calado en el documento tras este proceso", ha señalado Francisco Iglesias.

   De este modo, la gran novedad que se ha introducido es que se van a poder subir bicicletas "debidamente plegadas" a los autobuses urbanos. Por lo demás, el Reglamento mantiene 68 artículos, varios títulos ya disposiciones y un anexo con todos los bonos "que adquieren así consideración normativa, porque solo estaban publicados en la web".

   "En definitiva, son dos proyectos que vienen a completar un espacio vacío y una dispersión de las normativas, y que, además, han contado con gran participación para su mejora", ha asegurado el concejal, quien ha apuntado que "los tres puntales con los que contábamos en movilidad esta legislatura se completarán en unas semanas con el nuevo reglamento de taxis".

Para leer más