Logroño reivindica "la memoria, libertad y dignidad de víctimas del terrorismo"

Actualizado 12/07/2015 19:27:27 CET
GOBIERNO DE LA RIOJA

   Cuca Gamarra y José Ignacio Ceniceros han indicado que "el sacrificio de todas las víctimas es el referente social que nunca vamos a olvidar"

   LOGROÑO, 12 Jul. (EUROPA PRESS) -

   La alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra, ha mostrado este domingo "todo el afecto y respeto" de la sociedad riojana a las víctimas del terrorismo, en un acto en el que se ha conmemorado el aniversario del secuestro y asesinato del concejal de Ermua, Miguel Ángel Blanco, y ha asegurado que "el sacrificio de todas las víctimas es el referente social que jamás vamos a olvidar".

   Cuca Gamarra ha presidido así el acto organizado por la Fundación Miguel Ángel Blanco con motivo del 18º aniversario de su muerte y que pretende reivindicar "la memoria, la libertad y la dignidad de las víctimas del terrorismo". Junto a la alcaldesa han acudido hasta el Monumento a las Víctimas del paseo del Espolón el presidente del Gobierno de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, así como la presidenta del Parlamento, Ana Lourdes González, y una gran representación de autoridades políticas.

"COMPROMISO POR LA LIBERTAD Y LA JUSTICIA"

   Durante el acto, la alcaldesa ha leído un manifiesto con el que "honramos la memoria de Miguel Ángel Blanco y la de todas las víctimas del terrorismo" mostrando "el compromiso de todos con la libertad y la justicia". De forma unida "demostramos nuestro afecto y respeto por quienes sufrieron o perdieron la vida en defensa de la libertad de todos".

   Así, ha continuado, "hoy se cumplen dieciocho años sin Miguel Ángel Blanco y de un secuestro y asesinato de un joven concejal que se sentía vasco y español y que creía y defendía una convivencia libre, plural y pacífica en el País Vasco".

   Un triste aniversario que trae "recuerdos imborrables que los ciudadanos guardan en su corazón" ya que, durante esos días, "desde la unidad y el sentido cívico y democrático intentamos salvar la vida de Miguel Ángel" en un país "azotado por el terror". Aquellos días de julio de 1997 "forman parte de las imágenes más recordadas de nuestras vidas" en donde se mostró "la solidaridad de su pueblo, y la de todo el país, ante la tortura que estaba viviendo su vecino". Un total de 48 horas "que mantuvieron a un país en vilo en el intento de poder salvar la vida de un hombre".

   La alcaldesa ha recordado también "las consecuencias de la dimensión pública de su asesinato" que se sustentan en la "no negociación con la banda, la colaboración internacional y la solidaridad con las víctimas" porque "no podemos olvidar lo que se gritó en las calles durante esos días".

   A todo ello, ha continuado, y gracias al trabajo y al esfuerzo de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado se ha conseguido "en gran medida acabar con la acción criminal de ETA pero su proyecto político sigue vigente y en expansión" y es necesario "y una exigencia democrática" denunciar "una ideología que no condena de forma clara y sin excusas los atentados y busca la impunidad".

   Hoy todavía "están pendientes de esclarecer crímenes y es nuestro deber reclamar la Justicia que las víctimas exigen". Para conseguir "la entrega de las armas, la ilegalización de su proyecto y la colaboración con la justicia debemos mantenernos firmes y estrictos en el cumplimiento de la Ley".

   Durante el comunicado, la alcaldesa ha indicado también que la sociedad española "no puede bajar la guardia" porque "el terrorismo yihadista amenaza nuestras libertades y debemos estar atentos a los riesgos de la fanatización de las ideas y defender nuestros valores y principios éticos y constitucionales contra la intolerancia".

   Con todo ello, este domingo, "recordamos a Miguel Ángel Blanco y honramos su memoria y la de todas las víctimas" para reafirmar "la importancia de una memoria ética, social y política que nos haga más libres".

   Tras la lectura del comunicado se ha mantenido un minuto de silencio en recuerdo de Miguel Ángel Blanco y, posteriormente, se ha realizado una ofrenda floral en el Monumento del Espolón.

MARCO DE CONVIVENCIA "TRAS UN CAMINO LARGO Y DURO"

   Por su parte, el presidente del Gobierno de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, ha indicado que, en la actualidad, "nos encontramos en un marco de convivencia tras un camino largo, duro y de mucho sufrimiento" y son "esos sentimientos" los que nos dan fuerza "para luchar a favor de la libertad, de los derechos y de la justicia".

   A nivel personal recuerda "especialmente esos días de julio de 1997 y también el secuestro de Ortega Lara". Ante ello, ha indicado, "son recuerdos que no voy a olvidar porque ni quiero ni querré hacerlo".

   Así, ha enfatizado, "siempre estaremos a favor de la justicia y la libertad" y "tendremos un recuerdo para las víctimas y sus familiares porque siempre tendremos presente su memoria. Hoy conmemoramos un asesinato que marcó una inflexión en el devenir de la unidad de todas las fuerzas políticas y de toda la ciudadanía para pedir justicia y libertad y es justo mostrar nuestro recuerdo y respeto".

   Por su parte, el delegado de la Asociación de Víctimas del Terrorismo en La Rioja, José Ángel Rodríguez, ha indicado que "hoy es un día triste para nosotros" y "aunque hoy en día estamos más preocupados de otras serie de problemas no podemos olvidar a las víctimas y menos cuando ETA todavía no ha entregado las armas ni se ha puesto a disposición judicial".

Para leer más